La esperanza viene de abajo

El 3 de octubre 2017 volvió a temblar, esta vez con epicentro en Ixtepec. Ahí la gente siente el temblor cuando apenas empieza. Salen a la calle y se abrazan todos los vecinos, recuperándose relaciones entre ellos y ellas que se habían ido debilitando. Pero ahora están viviendo en la calle, hasta los que tienen sus casas intactas, por miedo a las réplicas y a nuevos temblores, que también pueden afectar a los albergues improvisados e insuficientes. Lo hacen aunque sigue lloviendo. Las lonas o láminas no alcanzan y el viento las tira. Pero ahí están. No quieren irse, dejar sus casas. Temen perder lo poco que les quedó…

 

Leer más

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *