Cambiar la mirada, organizarnos y procurar la vida – Relatoría 22.abril.2020

La conversa comienza con algunas provocaciones para el debate, alrededor de lo que entendemos –o no– de sobre lo que es el del Covid-19 y sus consecuencias reales.  Pareciera que la obediencia es una condición que hay que cumplir a golpe de leyes, militarización, miedo, tecno-control, autoritarismo sanitario.

Enchufados ya estábamos en “las ventanas de la realidad”. El tiempo en esta realidad, en la pantalla, creció en los diferentes dispositivos electrónicos, que ahora también son dispositivos de control tecnológico.

Advertimos una nueva realidad, pero ¿cómo la construimos en términos de nuevas formas de relacionarnos en el cotidiano del nosotros? del cuidado de las personas que tenemos cerca, en nuestras formas de comer, que además nos puede brindar una libertad para sanar alimentándonos.

Una parte central de la discusión es el papel del Estado o lo que nos podría significar esta locución… «el Estado no me cuida, me cuidan y procuran mis amigas», en ese relacionarnos nos resguardamos.

Desde las geografías tapatías nos comparten como están viviendo desde los espacios de autogestión, de forma organizada e individual ¿cómo se generan esas otras formas no capitalistas de vivir? Lo que estamos viviendo actualmente es un nuevo orden policial, un nuevo orden que se construye como plan de gobierno “una nueva normalidad”.

Se pone en la mesa tres puntos más para el debate en el contexto de la pandemia y el llamado al confinamiento: 1.- El anuncio de la construcción de la primera fase del Tren Maya y sus posibilidades frente a las comunidades indígenas, rurales y las organizaciones sociales. 2.- La aprobación del fomento del maíz nativo, cuando en este plan participan dos empresas internacionales que han tenido que ver con la apropiación de muchos saberes originarios en torno al maíz. 3.- La opción de fomentar talleres prácticos.

Se mencionan también las iniciativas de las comunidades y pueblos que se han organizado en torno a los que, en un país con falta de seguridad social y laboral, no tienen para comer y tienen que salir a buscar la comida diariamente, por ejemplo, en algunas comunidades de la costa de Oaxaca se organizan para dar de comer a quienes no tienen, y para la autoprotección desde abajo en un pensamiento comunitario del cuidarnos el uno al otro.

Hay también las otras comunidades en donde no se ha visto acciones de resguardo para atender a la cuarentena, aun cuando se han presentado 4 casos en esta comunidad, pero no se ha notado mucho o no a afectado en la dinámica de los pobladores, en estas comunidades se menciona que como pueden guardar la cuarentena en casas en donde conviven tres generaciones, no se han visto redes solidarias, como generar en estos lugares redes solidarias; pareciera que se está entre la espada y la pared para procurarnos a vida y la salud de la familia, por un lado tenemos que guardarnos y protegernos para cuidar a nuestra familia y por otro lado sabemos que tenemos que sanarnos con los otros, con los que están a mi lado aunque no sean mi familia…

Una de las participaciones en la conversa deviene de las geografías de Catalunya, comenta que las preguntas que se hacen desde las diferentes geografías son similares frente a la pandemia, la respuesta policial antes que la sanitaria y se hacen las mismas preguntas ¿cómo aceptar el confinamiento? ¿como regresar a esa libertad técnicamente voluntaria?

Por otro lado, en estas geográficas se menciona que, con la pandemia y sus consecuencias inmediatas, tenemos un llamado urgente a una nueva mirada, tenemos que seguir preguntándonos que es esto ¿hay que obedecer? ¿vivir una vida normal, frente a una situación no normal?

Cambiar la mirada, nuestros antepasados mayas indígenas tenían grandes conocimientos sobre el cosmos, la salud, la agronomía… y ese conocimiento no era para una mirada en el futuro, la mirada era concreta, en la realidad. Vamos a organizarnos y ahí en esos mundos hacer otras cosas; procurarnos la vida.

DESCARGA EL RECOPILATORIO:

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *