«CONSTRUIR LAS PACES DESDE EL NOSOTROS» Aclaración de conceptos: primera sesión ¿Qué es el conflicto?

Relatoría 10 de mayo 2021 – Unitierra Oaxaca

Después de un año y medio de pandemia queremos retomar en conjunto las reflexiones sobre lo qué es el conflicto y la paz. En nuestra primera sesión hablamos sobre el conflicto. Durante la conversación hicimos referencia a algunas lecturas que realizamos previamente y expusimos algunos ejemplos y vivencias al respeto.

Cascón1 y Wolfang2 hablan sobre conflicto y pueden ayudarnos en la reflexión. Una cosa es que los conflictos fácilmente tienen un tinte problemático, no muy agradable, entonces el conflicto se relaciona muy generalmente como algo no muy agradable. Cascón: menciona primero, que el conflicto es consustancial a la condición humana, segundo que es ineludible y tercero que es positivo.

Estas son tres diferencias con Cascón, sin embargo, la diferencia más importante es que él considera la diversidad como conflicto. Nosotros, desde Unitierra, reconocemos la diversidad como lo mejor y lo más rico de la condición humana, como lo más celebratorio de la condición humana y pensamos que todos somos diferentes y que no hay por qué combatir con la diferencia y verlo como conflicto o como dificultad. Parte de la incomodidad es cuando se trata de considerar a todos de la misma manera, en la misma condición, cuando somos diferentes. Eso es un punto.

El segundo punto es el planteamiento de que el conflicto es parte de la relación humana, que toda condición humana incluye conflictos, que el conflicto es ineludible y que no podemos evitar el conflicto en las relaciones humanas y que además el conflicto es positivo. Reflexionemos al respecto. Para quienes estamos convencidos de que el conflicto no es ineludible y consustancial, se trata de ver cómo evitamos llegar al punto de conflicto. A una diferencia no podemos llamarla conflicto.

Diría que de ninguna manera toda relación humana implica conflicto, lo que sí parece parte de la acción humana es que somos diferentes, somos distintos. La diferencia es una característica de lo humano, así que es difícil hablar de lo humano en general o en abstracto porque somos tan diferentes seres que no pueden decirse que pertenecemos a la misma categoría. Entonces tenemos la diversidad, la diferencia, diferencia de forma de pensar, de ser, de hablar, de todo, esto si es condición general. Hay una hipótesis alternativa a esa a la que dice que el conflicto es consustancial, es decir, lo que genera un conflicto es una diferencia mal encausada. No no supimos encausar la diferencia, darle una causa apropiada, el camino apropiado y entonces tenemos un conflicto y entonces esto nos estaría diciendo de inmediato cual es la naturaleza de la transformación: procesar la diferencia. Que implica no tener de eliminar la diferencia, sino reconocer que la diferencia existe y que la diferencia más en general es legítima y tenemos que encontrar una forma de procesarla y que entonces el conflicto básicamente se define como una diferencia que no se encausó.

Cuando surgen algunos conflictos es que hay muchos antecedentes, no surgen de la nada, surgen donde ya hay antecedentes previos por decirlo de una forma, donde ya había rupturas y desequilibrios. Entonces como que se van a veces resolviendo ciertos momentos del conflicto,

pero el conflicto sigue allí, a lo mejor se resuelven momentáneamente y calman las aguas, pero hay un conflicto que continúa.

Plantear que los conflictos son positivos es una generalización difícil de hacer. Hay conflictos sumamente positivos que permiten revelar una diferencia que no habíamos visto antes y que ahora que la vemos podemos reconocerla y llegar a acuerdos, pero hay conflictos enormemente negativos y destructivos. Muchas veces tenemos que aceptar que son negativos y destructivos, aunque logremos aprender algo de ellos. Y esto se dan entre las familias, entre comunidades, entre países, en todos los niveles y formas de conflictos. Quizás la palabra positivo en este sentido no está bien aplicada, quizás podemos decir mejor; útil, en el sentido que nos recuerda que tenemos que cambiar algo porque si no se va a empeorar, nos recuerda que tenemos que trabajar en una relación que se está desequilibrando.

La diferencia es parte de la condición humana y eso nos pone en un mismo nivel: somos iguales porque somos diferentes. Esta diferencia a veces es algo difícil de lidiar. Ver el otro como diferente es difícil, siempre queremos ver a un igual. Entonces esto empieza a generar conflicto. Y luego un conflicto implica un desequilibrio, un ejercicio de desigualdad de poder. Transformar el conflicto implica crear una situación en la cual las dos partes quedan satisfechas, puede haber desequilibrio de poder, pero pueden encontrar la manera en que las dos partes queden satisfechas. Un niño es mayor y más fuerte, puede poner su voluntad sobre el otro, pero está de acuerdo en que ahorita jugamos matatena y al rato canicas, es decir ese acuerdo, aunque había desequilibrio de poder evitó un conflicto, en la transformación de conflictos esto es lo que se concibe, una situación aceptable para las dos partes. Es lo que podemos discutir en la transformación de conflictos.

Relacionado con esto y con el tema de conflicto inevitablemente es preguntarnos entonces ¿qué buscamos en lugar del conflicto? Parece que es el caso de la mayoría de nosotros, que estamos un poco más armónico que un poco más peleados, en algunos lugares lo llaman paz, pero esto es un concepto muy controvertido, pero podríamos quedamos con la armonía porque si yo busco establecer una armonía perdida entonces eso tiene mucho que ver con el conflicto desde nuestra mirada que, si es la mirada de Wolfgang, el conflicto no es lo contrario de la paz, si no la interrupción de la paz. La paz es como la ley general de la convivencia, lo normal, lo que lo interrumpe y siempre hay interrupciones es el conflicto. La paz es un equilibro bastante frágil y dinámico que va y viene y cuando se va es el conflicto. El conflicto interrumpe esta búsqueda de estar en armonía con el prójimo, con la naturaleza, con el pueblo, con todo. En este sentido si lo veo como consustancial porque siempre puedo querer algo de la otra persona o de la otra comunidad o algo diferente. Ahora que tan real es esto que es incompatible. Que tan esencial es esta incompatibilidad, si es real o si una buena parte de esto nos imaginamos. Por esto siempre decimos sobre el conflicto que es algo relacional y tiene que ver con la relación o la no relación, la mala relación con alguien.

El tema de hoy que me parece más relevante es el que analizábamos un poquito que significa reconocer la diversidad y la diferencia porque creo que es un punto de partida en que quizás nosotros, desde Unitierra, estamos en una posición muy diferente a la posición que tienen en otras organizaciones de Oaxaca. Hay una hipótesis de universalidad que nosotros no compartimos, el punto de partida para nosotros es la diversidad, todas y todos somos diferentes, entonces ¿cómo darle cause a la relación a partir de la diversidad? esto es lo que permite empezar a trabajar en la trasformación de conflictos y empezar a evitar los conflictos, que sería el ideal. Si nosotros sabemos cómo encausar la diferencia no hay conflictos.

Muchas veces, cuando se habla de la trasformación de conflictos se habla de una manera que implica cambiarlo todo para que nada cambie, y a veces esto es lo que hay que hacer. A veces hay un conflicto muy serio en una pareja y se trata de trasformar esto conflicto para que las cosas siguán bien, para que la pareja se entienda, para que la pareja funcione, no es para cambiar el estado de cosas si no para que dejen de pelearse entonces a veces la transformación de conflictos como veremos en el siguiente taller es para mantener las cosas como están.

Otras ideas que surgen ante el conflicto y su transformación es la idea de gana-gana para que no se haga el pierde-pierde y parece que esto está bien pero a mí me preocupa mucho porque es convertir todo el conflicto en competencia, a veces hay algunos conflictos que surgen para competir y que uno si quiere ganarle al otro entonces si pueden presentarse en ese caso algo de gana-gana pero no pueden aplicarse a los conflictos en general, porque la mayor parte de los conflictos, sobre todo entre nosotros, no son competitivos.

· Planteamos algunos ejemplos:

Un ejemplo que es muy común en las comunidades, el conflicto de tipo agrario: cuando en una comunidad hay una disputa por los linderos de una parcela. Uno de los ejidatarios dice “es que mi cacho de parcela llega hasta acá, aquí mi papá dijo que estaba la mojonera y que hasta aquí llegaba, y el otro dice no, no. A mí me dijeron que era hasta acá…” y hay en disputa a veces dos metros de parcela, y se matan y se matan realmente y empiezan a matar animales, empiezan a avenenar los animales y son vecinos. Lo más grave es que hay un tema vecindad muy fuerte. El último conflicto de este tipo donde me toco participar era algo tan sencillo cómo medir correctamente, pero no había una capacidad de dialogar y llegar a un acuerdo y entonces una de las partes fue a denunciar a la otra parte y entonces en la fiscalía les dijeron: es que ustedes se tienen que poner de acuerdo y entonces vayan al Ayuntamiento para que el Ayuntamiento mande a alguien de catastro para medir y tuvieron que pagar una importante cantidad de dinero para que catastro fuera a medir. Para mí esto es un tipo de conflicto muy común en las comunidades.

Por lo menos por mi experiencia comunitaria en estos conflictos territoriales usualmente trascienden el tema del territorio per se, sino que hay antes algún enfrentamiento hace dos generaciones de abuelos. Creo que hay muchos puntos de conflicto más allá de la tierra y a veces esto es lo que realmente hace que sea un conflicto negativo.

Los estudiosos lo traducen como incompatibilidad “el conflicto es básicamente una incompatibilidad”. ¿Realmente estamos tan diferentes en nuestros deseos, en nuestras necesidades en lo que queremos que no hay posibilidad de encuentro? Entonces parece que esto es un conflicto grave, que llega a más graves manifestaciones de violencia.

Si los que están peleando los dos metros logran encontrar una forma de darle cause a esa diferencia, tienen un diverso punto de vista de quien es el dueño de los dos metros, es una diferencia clara, si ellos logran encontrar cómo encausar esa diferencia, no van a tener conflicto y no van a pelear. Si no pudieron encausarla van a estar peleándose y matándose por estos dos metros. Y eso será exactamente igual en una pareja y en cualquier lugar, es decir que no logran encausar la diferencia. Procesarla es la parte técnica, pero se trata de darle cause y que representa una situación aceptable para las partes. Que las dos partes decidan que está bien.

A veces el cause representa que una de las partes ceda, a veces es un compromiso de los dos, se ponen de acuerdo en algo, en que ya encausaron la diferencia, por ejemplo, se van a quedar con un metro cada uno, se pusieron de acuerdo, entonces hubo un compromiso entre las dos partes. Otra posibilidad, la más interesante para nosotros, es cambiar el terreno, llevar la diferencia a otro lugar, donde ese otro lugar permite darle cause. Es un poco más difícil, me detendría en dar un ejemplo, lo dejo ahí porque hay varias cosas que platicar.

¿Pero qué pasa cuando ninguna de las partes cede? Cuando una parte también dice: ya he cedido demasiado. Ahí es donde otra vez cae precisamente ese conflicto ¿cómo hacer que no siempre ceda una sola parte? tenemos que hacer que no siempre ceda una sola parte porque esto es lo que produce que no se resuelva.

· En el caso de la defensa del territorio ante megaproyectos, podríamos decir que procesar la diferencia significa que tú te chingas empresa. ¡No quiero tu ayuda! tú ya invertiste hiciste estudios, recursos… pero ni madres, no vamos a dejar que tu empresa este aquí. Entonces una de las partes no se va contenta, no es propiamente un problema de competencia porque lo que pasa es que la empresa invadió el territorio comunal y la empresa tiene que reconocer finalmente que fracasó en su intento de invadir su territorio. Evitar el conflicto es que una de la parte diga: ya me fregué ya no voy a tener mi empresa ahí, tengo que buscar otro lugar. Esto es algo que está pasando todos los días en Oaxaca.

En muchos casos de defensa del territorio hay diferencias entre de la comunidad, pero no se han convertido en un conflicto dentro de la comunidad. En el caso del interoceánico, por ejemplo, el conflicto es por la imposición de este megaproyecto, entre la comunidad hay diferencias porque hay distintas perspectivas, hay quien dice sí porque va a generar empleos y otros dicen que no porque afecta el territorio, pero no hay un conflicto entre la comunidad. Digamos que el conflicto es con la imposición, y en cierto punto con las autoridades porque en muchos casos, las autoridades están haciendo tratos sin consultarle a la comunidad.

En las luchas en defensa del territorio en Oaxaca hay un momento que la gente dijo “no basta decir que no a la minera”, porque la minera empieza a comprar gente y a comprar la asamblea y al rato la asamblea va a decir que si a la minera. Entonces lo que tenemos que hacer es crear en la comunidad algo mejor que la minera, para dar empleo y para evitar el conflicto y la división. Se le da causa a la diferencia con una posibilidad creativa. Capulálpam es el ejemplo más claro, cierran la minera y crean cooperativas.

Existe otra respuesta ante el conflicto y es cuando no se puede resolver, no se puede transformar, más bien la relación se termina o se corta porque es imposible transformarla. Hay conflictos donde no hay cabida para ceder ni para llegar a un acuerdo, se trata de poner límites a esa relación.

· En el caso de las madres de los desaparecidos que van y buscan a los perpetradores, los buscan para reconocer su condición humana, para pedir compasión ante la condición humana de ellos y para pedir información sobre el paradero de sus hijos, y hasta para poder perdonarlo. “no queremos castigo, queremos recuperar a nuestros hijos”. Y pensaba en esto que hay conflictos que no se pueden solucionar, por ejemplo, conviven perpetradores con víctimas, las madres de las victimas con las madres de los

perpetradores y hay ocasiones en que ambos hijos están desaparecidos, que se reconocen como parte de la misma tragedia y ahí hay una posibilidad de dialogo. No creo que hay solución de conflicto, pero de dialogo y compasión y de reconocer que ninguno fue culpable, que fueron víctimas de las situaciones. Es como en extremo, este desapareció a mi hijo ni es un tema de perdón, me conmuevo con la mama que sé que está sufriendo.

· He sufrido con Javier Sicilia, su problema, él tiene todo el corazón abierto para el perdón y para estar hablando con el victimario, y lo dijo después de la muerte de su hijo yo voy a ir a hablar con él asesino y entenderme con él, y lo atrapan y va hablar con él, y dice llorando no puedo hablar con él, perdió toda condición humana, no puedo mantener un dialogo con él.

Mi máximo ejemplo: Acteal, hay una matanza, voy a hablar con don Ricardo que está en ese momento de dirigente del grupo de Acteal y le pregunto qué ¿cómo están? está muy jodida la cosa, su mujer y su hija fueron muertas en la masacre, me dice: el perdón cristiano no fue tan difícil, los asesinos están en el pueblo vecino, lo que ahora estamos viendo y eso es lo que nos está costando trabajo es como nos reconciliamos con ellos, yo no me puedo morir sin haber arreglado esto, no puedo sentir más que odio por el cabrón que mató a mi hija, pero tenemos que arreglar esto para no heredar este odio a las generaciones que vienen, para que esas generaciones vivan en paz.

Me dijo lo que se necesitaba hacer para recuperar la armonía entre esos dos pueblos y la relación entre ellos que se había roto incluso antes del crimen. Como se hacía justicia, y él me decía justicia no es castigar, meter a la cárcel por cuarenta años a cada uno de los asesinos, esa es la justicia del gobierno, no es nuestra justicia, tenemos que pensar en una noción de justicia enteramente distinta. Lo que más nos importa es que se ponga la verdad sobre la mesa y la verdad va a incluir como a estos cabrones los pago el gobierno, la verdad no es: como hay estos asesinos, sino lo que hay detrás de ellos, una cosa mucho más complicada. Este es un caso extremo de como la diferencia entre ellos se volvió un conflicto, que no supieron procesar. Y deriva en la masacre de Acteal, yo creo que este ejemplo nos puede ilustrar muy bien de qué cosa estamos hablando.

Ronda final:

El régimen actual en el que vivimos está convirtiendo toda diferencia en conflicto. Y que además de eso, está creando conflicto entre quienes no son diferentes, aquí el problema es el régimen en el que estamos, no es la condición humana.

No hay un solo método de cómo solucionar el conflicto del conflicto, sino a partir de qué tipo de conflicto, buscar los métodos de cómo solucionar dicho conflicto. Partir del dialogo podría ser uno de ellos. El conflicto es contextual, hay un contexto que genera el conflicto. Los modos de las comunidades de resolver el conflicto se basan mucho en la reparación del daño y la no repetición del acto.

· Quisiera dar un ejemplo (el de Munir) de lo que hoy necesitamos a hacer en estos conflictos que nos rebasan por completo. La historia es que están en Gaza los soldados israelíes golpeando despiadadamente a un joven, entonces corren unas mujeres palestinas para pedirles a los soldados israelíes que dejen de golpear al joven, los soldados no les hacen caso, entonces aparece una mujer que trae un bebe y les dice a los soldados péguenle a este cabrón, yo le dije que no saliera que la cosa está muy fea,

y además ya no quiero saber nada de ti, ni de tu bebe toma y le da el bebé al joven y se va. Los soldados se quedan muy desconcertados y dejan de pegarle al joven y se van, el joven y la mujer no se conocían no eran nada, la mujer invento todo eso para detener a los soldados.

A mí me parece un magnífico ejemplo y así lo elabora Munir diciendo; ese es el tipo de invenciones que tenemos que hacer ahora frente a este tipo de violencia irracional y sin sentido que tenemos permanentemente en todas las situaciones, que tenemos que hacer algo que parece aberrante, que parece loco, que tenemos que hacer estas cosas como parte de nuestra vida cotidiana. En lo que nos cuenta Munir no resolvió el conflicto entre Palestina e Israel, resolvió que golpearan al joven, logro parar una situación específica, que es lo que hoy está a nuestro alcance.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *