CONSTRUIR LAS PACES DESDE EL «NOSOTROS»

Universidad de la Tierra Oaxaca – 7.6.2021

Recuento de las sesiones anteriores:

  1. En la primera sesión hablamos de diversidad, y que la diversidad en sí misma no genera conflicto. Y conflicto como parte de la relación humana y de allí diferentes perspectivas. Se habló de procesar la diferencia, y que el conflicto entonces se podría definir como una diferencia o la diversidad que no se encauzó. Y que desde la perspectiva de la Unitierra se nos hace importante la diversidad y la diferencia, y desafiando el principio de la universalidad. Pensar que hay una universalidad de opiniones porque finalmente tenemos este punto de partida, que todas y todos somos diferentes.

En la ronda final dijimos que el régimen actual en que vivimos está transformando cada diferencia en conflicto, y además de esto, está creando conflictos entre quienes no son diferentes. Aquí el problema es el contexto en que estamos y no es la condición humana. No hay un solo modo de cómo solucionar el conflicto. Sino a partir de cada conflicto buscar los métodos de cómo solucionarlo. Partir del dialogo podría ser uno de ellos. El conflicto es contextual.

  • La segunda sesión se dividió en partes porque también fue una sesión bastante larga y se abarcaron diversos temas. En la primera parte hablamos de los individuos y el nosotros. En la segunda parte nos preguntamos:¿cómo aceptamos no entrar en conflicto cuando claramente no es soportable una relación? Hablamos que muchas veces es deseable que se puede transformar o resolver este conflicto ya que la relación ya no está soportable. Más adelante hablamos sobre la indignación y se dijo: una de las reglas más importantes sería cómo no transformar estas diferencias en odio, en sentimientos agresivos. Podemos estar decididos a acabar con los capitalistas sin odiar a los capitalistas.

Tercera sesión

Durante nuestra tercera sesión hablamos sobre la transformación y resolución de conflictos:

Se compartió el cuadro que se muestra, elaborado por John Paul Lederach en el texto “El pequeño libro de la transformación de conflictos”.

Investigación 1: sobre lo actual, el episodio, el Qué del episodio?

Investigación 2: imaginación de un futuro, a dónde queremos ir; cómo y con quién resolverlo. No solamente solucionar el episodio, sino cambiar/mejorar las relaciones y, a largo plazo también “sistemas”.

Investigación 3: El proceso de cambios en esos 4 campos, tanto sobre el episodio pero importante sobre el epicentro, nos interesa más lo que no se ve. Hay afectaciones de cada conflicto y cambios si buscamos una convivencia más constructiva en lo personal, relacional, estructural y cultural. Es lo que no mencionamos todavía suficientemente, si hablamos de transformación de conflictos sociales no hablamos de meses ni de años, sino de décadas.

Entonces ¿la diferencia de transformación y resolución sería de escala o niveles y también de duración? Si situamos la resolución en el lado izquierdo de la gráfica, más centrado en el problema y los patrones y la historia, y como solucionar. Y la esfera a la derecha más hacia la transformación, en una escala mayor y mayor duración también. ¿Sería así?

El lado derecho es sobre el futuro que se quiere e implica cambios en todos los niveles, personal, relacional, estructural, cultural. Lo que hacen ellos, y claro es un ejemplo un poco preparado para fines didácticos y no se puede contar todo los detalles que pasan en medio, pero lo que quiere mostrar que se está creando algo lo que dije la vez pasada como una infraestructura de paz, suficiente capaz y la vez flexible para futuros episodios que siempre se van a presentar. Hoy es el bosque y la leña, mañana es el agua un asunto previsiblemente grandísimo no solo de interés en Nepal, sino también de sus vecinos inmediatos China e India.

La resolución de conflicto para mí no necesariamente tiene un sabor negativo que sea algo impuesto. Puede ser, si se ve desde el que nos dan soluciones. Pero no necesariamente. Pero qué es, es una cosa cortoplazista y resuelve el asunto del momento pero no nos prepara en nuestras formas de relacionarnos y cómo enfrentar futuros conflictos. Esto es la cosa que no se aprovecha en la resolución de conflictos, este potencial de prepararnos para conflictos que van a volver.

La vez pasada dijimos que en la resolución puede suceder que alguien impone su voluntad. Que no es necesariamente sobre la duración y la escala, sino en el Cómo, cómo resolver el conflicto. Porque alguien dijo quiero que así se resuelva y el otro simplemente tiene que aceptarlo.

Precisamente porque se impuso esa voluntad, el resultado no es satisfactorio para todoxs.  Solo uno se queda satisfecho y el otro no, acepta porque no tiene más remedio que aceptar. En este ejemplo sería la comunidad se considera dueña del bosque y dice a los otros esa es la cantidad de leña que puedes sacar, y ni un gramo más. Y el otro lo tiene que aceptar. Eso sería resolución: la comunidad impone a los intrusos su regla y lo tienen que aceptar. Lo que dijimos la vez pasada, si uno impone su voluntad sobre el otro, y si el resultado no es satisfactorio para todxs.

Y para retomar lo de la vez pasada, transformación sería llegar a un acuerdo favorable para todas las partes. Pero si las estructuras no cambian, ¿es realmente transformación? Creo que Lederach trabaja toda su vida, creo hasta hoy, bajo el supuesto que el sistema persiste. No está hablando que ya no hay capitalismo, ya no hay Estados.

Ya tenemos dos perspectivas de resolución y transformación de conflictos. No son necesariamente incompatibles, quizá son solo diferentes perspectivas.

Yo lo que entiendo por transformación que está orientado al proceso, en este caso no es algo que se busca resolver en el corto plazo sino que está enfocado en el proceso. Y el proceso yo lo entiendo como la relación que va a existir hacia adelante. Por eso para mí es muy importante enfocar en la relación, independientemente de lo que se busca resolver en lo inmediato. Esto es como yo lo entiendo.

¿Podríamos hablar de transformación si hablamos de transformar la relación pero al mismo tiempo transformar la estructura y el sistema? y si hablaríamos de resolución ¿lo hablaríamos todavía dentro de la estructura, dentro del sistema?

Para vincularlo con las lecturas que nos mandaron y con el relato del finado Subcomandante Marcos sobre el porvenir a partir del 1994: resolución sería si un Zapatista está enfermo y con alguna pariente o gente que no es zapatista se lleva a la clínica del IMSS en las Margaritas y allí lo dan tratamiento y ojalá se mejora. Con esto queda resuelto el asunto de la enfermedad, ¿pero cambio algo en lo general? ¡no! la transformación inicia donde toman a sus propios manos el sistema de salud, de educación, de su alimentación etc. Es allí donde se trabaja en la transformación y no solamente en la resolución de algo inmediato.

Cuál sería la relación el 1ero de enero del 1994 cuando los Zapatistas se levantan. Cuáles son las relaciones, entre quienes y quién?

Es una pregunta que es interesante para todos. Porque constantemente hablamos de problemas estructurales, de problemas con el Estado, con el capitalismo, que son abstracciones, entonces no puedo decir que resuelvo las cosas con el capitalismo, no hay manera. Cuál es el mundo de las relaciones concretas en las cuales me involucro y donde puedo de alguna manera hacer algo. Los indígenas estaban muriendo por hambre y enfermedades y todo, pero no lo vieron con el Estado abstracto, sino con relaciones concretas y levantan enfrentando esas relaciones concretas. Qué pasa con Absalón Castellano. Toman y ocupan sus tierras, esto es una relación concreta con alguien que les jodía, quien les estaba matando, es la gente con que tenía una relación concreta por lo cual las zapatistas se levantan. Lo que hacen tomarlo prisionero, dejar hacerlo trabajo comunitario, le dan un juicio político y después perdonarlo. Estos serían muy lindos ejemplos de transformación de conflictos que sigue adelante. Podemos verlo en el plazo de 25 años, se trata de cambiar las relaciones con el Estado, pero no como una abstracción. Son relaciones concretas con esta personaje, con este grupo de personas, con estos funcionarios, con Camacho que llega al dialogo allá con conocidas y personas reales y no con un Estado abstracto. Incluso las personas de Fox o Calderón son relaciones reales, no es el Estado sino Fox. Siguen siendo relaciones concretas y creo es muy importante para tomarlo en cuento, estamos hablando de relaciones no de abstracciones.

Y también en sus relaciones interiores cambió algo, una cohesión diferente que antes. Claro, y sigue cambiando, que es lo característico de este ejército. Y hasta La Montaña, el barquito que está por llegar: abandonar el mundo del Estado, con que no se va a llegar a ninguna parte, sino las relaciones con otros en otro nivel.

Más adelante dice que quizá nos equivocamos porque podríamos tener cargos diplomáticos y viajar por el mundo en lugar de aquí paseando. Hubiera sido resolución de conflictos si estxs comandantas y comandantes hubieran tenido un arreglo con el Estado de recibir sus privilegios como ocurre en tantos movimientos. Si Uds. dejan sus armas, les damos dinero. Camacho les dijo en el primer día que llegó al dialogo: Pueden tener lo que quieren, pidan lo que quieran! Tierra, dinero, recursos, el Gobierne Mexicano les da todo. Y para dolor de los Zapatistas, ellos consultan a las comunidades y les pregunta qué quieren. Y de pronto les llegan solicitudes de las comunidades que quieren lavadoras eléctricas. Nos levantamos para tener lavadoras eléctricas? Si ellos caen en la trampa, porque sí el gobierno hubiera volcado una inmensa cantidad de dinero sobre las comunidades zapatista y lavadoras eléctricas, y lxs comandantxs hubieran recibido puestos y dinero y el conflicto se hubiera resuelto.

Algo que nos dice muy claro el comunicado, que ellos hacen hincapié que hay una guerra y no han puesto las armas, pero tampoco niegan que hay un conflicto. Dicen, hay una guerra pero nosotros no vamos a poner más muertos a la guerra. Y es una lectura de cómo resolver esos conflictos, más bien se niegan a resolver ese conflicto. En lugar de tener más muerte, nos dedicamos hacer escuelas, no tener ninguna relación con este Estado abstracto ni concreto. A veces cuesta entender, pero los Zapatistas si se han adelantado para resolver conflictos no, nos llevan una adelantera impresionante.

Para mí, resolución de conflictos no incluye transformación de conflictos, pero transformación de conflictos sí incluye resolución de conflictos. Que hemos encontrado buenos modos de sentarnos, de platicar, de dialogar, de encauzar antes de que una diferencia se estrella hacia un conflicto, a la vez somos capaces de resolver los episodios que están brincando una tras otra vez, y a la vez hemos creado un espacio para dar un cauce a cosas que surjan. Yo diría más bien la resolución de conflictos se centra en el Qué, en el caso concreto, en la bronca concreta, en el problema de este momento. Y la transformación de conflictos desde mi perspectiva sería mucho más sobre el Cómo y sobre todo Con quién. Y allí de nuevo la importancia de las relaciones, porque sino hay un Cómo y Con quién, el mejor Qué no va a funcionar. Eso es mi experiencia.

En el ejemplo zapatista, al parecer Camacho tenía muy bien identificado el Qué. Cuál es el problema, se levantaron, porque se estaban muriendo de hambre. Dijo vamos a atender sus problemas, sus problemas de tierra, de agua, de salud, vamos a darles salud, educación. Lo que plantea Camacho en su discurso frente a la Catedral, ¿qué es esto? ¿Resolución o transformación? Allí está llegando a las estructuras de la zona, si les iban a dar todo clínicas y escuelas y ya no explotarles. ¿Qué sería entonces?

El caso del dialogo de Catedral es interesante. Hay un dialogo serio y abierto, con la presencia del Obispo Ruiz y el gobierno ofrece todo lo que ellos quieren a fondo, les ofrecieron todo que quieren. Tierra… Lo que ellos estaban diciendo es digan lo que quieren. Si quieren tierra les damos tierra, quieren que corramos los finqueros los corramos los finqueros. …

Hay un problema en este caso. Porque el dialogo de catedral se rompió no porque no estuvieron de acuerdo en los términos, sino porque mataron al candidato presidencial. Eso fue un impacto ajeno a este diálogo. No se sabe hasta dónde hubiera llegado ese dialogo. Porque los zapatistas no estaban claros lo que querían. Como dijo Marcos muy claramente: nos preparamos para pelear, no tenemos la menor idea de qué es un dialogo. Pero aprenden a dialogar y a consultar a las comunidades y se asustan cuando les piden lavadoras eléctricas. No nos levantamos para esto. ¿Qué genera el dialogo? Un nuevo despertar, los Zapatistas se ponen a pensar realmente ¿qué querían, de qué se trata? Queríamos una guerra para que provoque reacciones de la gente, pero no teníamos un plan hecho, no teníamos un a, b, c, d. las demandas eran abstractas, democracia, justicia, libertad. …

Creo nos llevaría años este análisis. Pero creo nos permite ver qué es resolución y qué es transformación. Allí se transforman claramente los zapatistas, en el proceso de dialogo.

Lo que tú cuentas es cuando ya se establecieron los Zapatistas y el gobierno empieza a corromper las comunidades zapatistas ofreciéndoles ganado, ofreciéndoles cualquier cantidad de cosas. No para resolver problema de la gente, sino para joderles allí. Eso luego es otro tipo de conflicto, otra definición.

Lo ofrecieron todo porque para el gobierno era gravísimo que se haya una guerrilla. Estaban en las negociaciones de TLC, era muy grave para el gobierno. Entonces gastaron un chingo de millones de pesos, cambiaron las relaciones políticas en Chiapas.  A los otros partidos políticos les dieron en el mes de enero 1994 en tres semanas más que en los 50 años anteriores. … No avanzaron porque mataron al candidato presidencial y se llevó a otro tipo de proceso. Nos llevaría otro momento a verlo de San Andrés, que es otra correlación de fuerza, es otro análisis. En fin nos metemos en un conflicto enormemente complicado para el análisis.

No sé si caben en este dialogo de conflicto pero sí van creando como o van transformando lo que decíamos hace rato, la estructura de una forma sin entrar al conflicto. Claramente hay un conflicto, pero no pierdes el tiempo para entrar a la arena del conflicto, lo das la vuelta y simplemente cambias la estructura. Ni siquiera es con una pretensión de cambiar la estructura como decían hace rato, de manera abstracto cambiar el capital, sino simplemente cambios en las relaciones en la escala, creo es importante lo de la escala.

La próxima vez podríamos hablar sobre cuál es la diferencia entre problema y conflicto. Una propuesta también, no para la próxima sesión sino para el próximo año, hay una hipótesis que el Estado ya no funciona, pero muchísima gente no se puede imaginar esto ¿es suficiente no participar en las urnas, o qué hago?

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *