¿El arte está separado de la vida?

CAMINOS DE LA AUTONOMÍA BAJO LA TORMENTA
Relatoría del 14 de abril de 2021

¿Cómo hacer respuesta a la violencia sin caer en las confrontaciones? a veces parece necesario responder con un golpe ante acciones violentas, pero también hay otras posibilidades. Hemos tendido a dar respuestas creativas y una de esas es el arte…

No hay arte que no sea político, todo acto creativo y toda obra de arte plantea una postura política, es eso generar mundos posibles, generar discursos en el ámbito de lo imaginario. Todos tenemos ese potencial de crear, hacer arte y vivir no pueden ser dos cosas distintas, entonces ¿qué es ser un artista? Ser artista es poder sentir y percibir mucho el ambiente, lo que vivimos, es observar realmente lo que está sucediendo, porque a través de una obra artística, podemos nosotros transmitir lo que vemos y sentimos y cada quien va a ver desde un punto de vista muy diferente, eso hace que podamos tocar a las demás personas, invitarlas a conocer este mundo que nosotros vemos y observamos…

¿Qué hace el artista? ¿está separado el arte de la vida?

No está separado y todos estamos creando todo el tiempo, sin embargo ¿cuál es la función del arte en la sociedad? Todos tenemos la potencia de crear, estamos creando realidades a partir de nuestra comunicación e interrelación con los demás seres humanos, sin embargo si es importante separar y discernir la labor de los artistas y cuál es la importancia del artista en la sociedad, como la importancia del curandero, del agricultor, la labor del artista es importante para contar historias, para abrir realidades, mover la energía y transformarnos hacia adentro.

El arte tiende a llevar a ese lugar que está elevado y por encima de todo, como si el artista estuviera diferenciado de la gente, como si poseyeran una cualidad especial  en el mundo y más bien, todos tenemos esa potencia, pero hay una separación, una especialización y nombrarlo diferenciado es duro tanto para quienes se autoproclaman artistas como para los que no lo somos, en el encuentro de las cualidades artísticas y de los artistas con la otras cualidades que no son artísticas hay un montón de cualidades por descubrir. Todas las diferentes ciencias, artes, sistemas de pensamiento se fueron alejando ¿por qué separar en vez de sumar?

Hay que lavarnos de las miradas impuestas e institucionalizadas de lo que es el arte, es importante repensar, puede haber un montón de interpretaciones y sentires. El gran problema es la jerarquización, pensar que el arte es más que otra cosa, que la artesanía no es valiosa. ¿Cómo se ha solidificado la idea de un artista a partir del mundo de las profesiones?, nos clasificamos, nos especializamos, antes el rol del artista estaba más difuso.

El arte y el artista como todo son conceptos, construcciones sociales que han tenido distintos significados a través de la historia, el arte ha estado vinculado a lo religioso, al poder, a lo popular, es algo muy relativo y tiene que ver un poco sobre los roles que te van determinando en tu persona, en tu identidad, ya sea a partir del género, del sexo, de tu oficio. Esta posibilidad que te da el arte de pensar mundos posibles tiene la capacidad también de transformar de una manera radical, porque pensar un mundo sin patriarcado es pensar un mundo sin capitalismo y sin desarrollo explotador o con otro tipo de desarrollo, esto no se va a dar a partir de una política pública o una nueva institución, sino a partir de la construcción de nuevos imaginarios que están más en el ámbito de lo sensible, ahí es donde el arte es sumamente transformador. El arte es también una forma de sentipensar la vida, de sentir pensando y de pensar a la ves con el cuerpo.

El 8 de marzo del año pasado en Milán Italia, se intervino una estatua de un fascista, conocido por haber comprado una niña y abusar de ella. Mucha gente llamó artistas a las mujeres que pintaron esta estatua, otras personas les llamaron vándalas y violentas, ¿Qué significa en este caso la violencia? El arte es siempre también un espacio de conflicto…

¿Quién clasifica el arte? ¿quién dice qué es o no arte?, hay una mirada colonial en todo esto. Los comunicados de los compas zapatistas mueven demasiado, son palabras muy sencillas que tocan muy profundo, el arte tiene que ver con sentipensar estos mundos posibles, los zapatistas son unos artistas porque han creado un mudo posible a partir del imaginario, de lo que ellos querían transformar y lo están logrando.

El arte puede tejer subjetividades, para alguien puede ser arte cortar un taco al pastor, puede ser arte dar a luz, para alguien es arte amarrar un perro y dejarlo hasta su muerte en alguna galería, o puede ser transgredir un edificio o una estatua, pero encontrar ciertas coincidencias entre esas subjetividades es una de las causas por las cuales estamos en una crisis existencial civilizatoria, socio-ambiental, porque no hemos sabido dialogar con la diferencia, con la otredad y encontrar esas coincidencias en este mundo intersubjetivo.

En Unitierra en este conversatorio, en todo o que hacemos estamos tratando de darle sentido concreto al rollo antipatriarcal, anticapitlista, antiestatista, parte de lo que experimentamos es que muchas acciones antipatriarcales son muy patriarcales y muchas pretendidas acciones anticapitalistas están dentro de la forma capitalista. Nos hemos estado preguntando es ¿cómo fue que empezaron a clasificarse las actividades humanas?, ¿qué cosas que hacía toda la gente de pronto empezaron a ser clasificadas, ¿por qué se hizo eso y para qué?, ¿por qué se crearon roles? ¿en qué sociedad se hace necesario que aparezcan roles? Eso que se fue dando, que aparentemente es precapitalista por los gremios feudales, en realidad es el camino claro del capitalismo, quizás la pregunta que nos haríamos es por qué se clasificaron las actividades humanas en roles y profesiones y ¿por qué tenemos que escapar de eso?, ¿por qué en una nueva sociedad no debe haber ni roles ni profesiones ni oficios?, Ilich utiliza la pablara arte con mucha claridad y precisión cuando plantea que la manera de ser de las personas humanas es la manera artística, no científica, no profesional, no como un rol, por eso habla del arte de vivir, que tiene como uno de sus principales componentes el arte de morir.

La especialización nos arrebata la potencia propia de hacer cosas, ¿cómo recuperar esas posibilidades?

¿En qué momento dejamos de pensar que la vida era una posibilidad de arte? Que habitar, comer, sanar, son también una expresión del arte, que van más allá de este ser encarnado que somos. Todos podemos creernos individuos, sentirnos individuos, actuar como individuos, pero no podemos serlo, el individuo es una construcción social arbitraria y tenemos que estar muy conscientes de que no podemos ser individuos y ver por qué y de qué manera se nos ha construido como individuos, por qué nos hemos dejado construir de esa manera. Decía Ilich que hay que visualizar esta lucha en un sentido común, en comunidad y no individualizarlo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *