¿A qué estamos dispuestxs para detener la guerra contra la humanidad? – Rlatoría 19.Feb.2020

¿A qué estamos dispuestxs para detener la guerra contra la humanidad? – Rlatoría 19.Feb.2020

Durante el conversatorio, dimos continuidad a lo que se platico con Boaventura la semana pasada…

En donde intentamos comprender posturas encontradas para hallar puntos de coincidencia. Boaventura tiene una posición que resulta contradictoria, por una parte hace una critica radical total de la democracia liberal del Estado, se declara anticolonial, anticapitalista, antipatriarcal, pero dice una y otra vez que lo que pasa en Americalatina es simplemente un reflejo del imperialismo NorteAmericano. Utiliza mucho los planteamientos de Espinoza en la idea de que el miedo y la esperanza son los dos sentimientos fundamentales de la humanidad, asi pues, se vive en el mundo una situacion generalizada de miedo-temor, miedo directo de una dictadura, miedo de perder el empleo, miedo de la situación económica, incertidumbres de todo tipo y, que arriba en cambio hay un pequeño grupo de gentes que tienen la Esperanza Arrogante, que están convencidos de que tiene ya todo el poder, tienen toda la riqueza que pueden hacer todo lo que quieran, Saben que están destruyendo el planeta pero que tienen planes para RecomponerlO, eso sería la Esperanza arrogantE… Son algunas de las hipótesis con las que esta trabajando Boaventura.

La realidad que algunos otros vemos, es exactamente lo contrario, que lo que tenemos hoy en el mundo son gobiernos en pánico, gentes que ya saben que perdieron el poder politico y que estan viendo como lo recuperan con todas las formas posibles, utilizan la fuerza, la violencia, mecanismos directos de control, pero lo que esta pasando AbajO y lo que estamos viendo abajo es que la gente se mueve porque tiene esperanza, lo que estamos viendo hoy en el mundo entero es una movilización sin precedentes, de las mas distintas orientaciones, motivos, condiciones, en Chile, Líbano, Chequia y que ningún medio reporto y estas intensas movilizaciones representarian una inmensa esperanza.

La pregunta latente en los últimos conversatorios ha sido ¿que hacer? y ante ese que hacer surgen diversas perspectivas, de pronto vamos hacia los extremos y decimos mirar hacia arriba o mirar hacia abajo, y en ese mira hacia abajo, nos preguntamos también como ir construyendo algo. ¿Ahora que se hace? no en el sentido reflexivo, si no realmente vamos a hacer algo, ¿cual es la cosa exacta que tengo que hacer ahora?, derivado de mis posibilidades, y ahí surge una gama de posibilidades que no necesariamente son violentas. Es mas un asunto de supervivencia que no tiene que ver con el deber ser, sino que tiene que ver mas con el Soy, estoy en el momento y en el lugar y lo hago.

Una de las formas de pensar el quéhacer, de una manera que ya es significativa son los chalecos amarillos, dicen claramente no a todo este sistema, no queremos todo este mundo, y es un movimiento sistematico coherente. Nos parece que esto tiene que ver una vez mas con lo que han hecho los zapatistas “la construccion de un mundo en donde quepan muchos mundos”. Es decir, vamos a abrirnos a todas las formas posibles de soluciones pero lo que pasa es que en este momento algunas de las acciones que parecen necesarias nos cuesta mucho trabajo asumirlas, la violencia la tenemos entre nosotras, no solamente es lo que internalizamos, o lo que nos hacen o la violencia estructural, pero nos enredamos rápidamente en problemas éticos…

Que tan lejos estamos dispuestos a llegar, ¿estamos dispuestos al modelo Cheran? ¿se trata de sacar la escopeta? Los zapatistas están diciendo desde el 12 de enero de 1994: que decidimos no usar las armas ni siquiera para defendernos y hemos sufrido asesinatos, enfrentado a paramilitares y las acciones de una guerra de baja intensidad y las armas se guardan y decía moisés: las armas son herramientas igual que los machetes, ahí están y tienen su función, pero en diciembre del año pasado también nos preguntaron ¿cuantos estamos dispuestos a poner el cuerpo y la vida ante lo que esta encima ? nos han dicho ya por mas de 15 años que estamos en la guerra y no queremos verla, como si estuviera en otro país y no, la guerra esta aquí en la esquina… en Oaxaca.

Algunas preguntas que quedaron para continuar la conversación:

¿cómo es que no vemos tanto los éxitos de los movimientos sociales? ¿como se puede hacer para que la gente vea los éxitos de ellos mismos?

Se ve la necesidad de discutirlo, parece que una de las razones principales es la mirada, tenemos una mirada de ayer y no nos permite ver lo que pasa ahora-hoy se nos vuelven invisibles las increíbles cantidades de iniciativas porque no son las iniciativas de antes. No estamos viendo como la gente esta construyendo un mundo completamente diferente que no lo podemos ver, porque estamos construidos con otros ojos… nuestros ojos no logran ver eso que esta pasando frente a nosotras… por ejemplo, para un observador de la vida oaxaqueña, lo que han hecho las mujeres en los últimos cinco años, no en 2006, no en la comuna de Oaxaca… lo que han hecho las mujeres en Oaxaca es totalmente anómalo para la vida Oaxaqueña y de alguna manera no lo vemos… nadie dirían que es un triunfo de las mujeres”, pero tuvieron que vencer muchas cosas en sus casa con su parejas con sus padres, en la calle, de mil maneras pero no lo vemos…

También una de las razones, por las que no vemos nuestros propios avances, ni siquiera nuestros propios pasos hacia atrás es que estamos configurados por un pensamiento colonial interiorizado, y lo refieren al caso de los medios, en muchos medios las redacciones son una colección de las peores plagas bíblicas cristalizadas justamente en el espacio en donde debería de fomentarse el debate sano, rico y productivo.

Uno de los temas que tenemos que preguntarnos seriamente es cómo es posible que una parte muy grande la población de todas las clases sociales incluyendo a les intelectuales y académicos dedican tanta atención a lo que dice Trump o a las mañaneras de AMLO, son comentarios carentes de información real, de alguna manera se sabe que son mentiras y sin sentido pero se sigue al tanto de esto.

Author Image
Unitierra

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *