Proyecto Milpa

Se vive en el Imperio de la Chatarra: grandes corporaciones que están respaladas por la política pública y venden sabores, colores, texturas, venden aspiraciones, pero no comida. Se invierten miles de millones para publicitar un producto, para diseñarlo con aditivos e ingredientes, no importa que sea de muy mala calidad si su sabor es bueno. El objetivo siempre serán las niñas, niños y jóvenes, cautivarlos desde temprana edad para convertirlos en consumidores de por vida de su producto.

Una de nuestras intenciones es crear una conmoción social que genere cambios en los hábitos alimenticios, que estimule y reavive la conciencia de lo que es nuestro, la necesidad de defenderlo y la urgencia de reaccionar ante patrones de consumo profundamente destructivos y dañinos. Desde hace un año comenzamos con una campaña para visibilizar qué tanto daño nos puede causar el consumo de la chatarra, no sólo a nuestra salud sino al medio ambiente.

Nuestro principal énfasis es atraer a niños y jóvenes hacia la cultura del maíz, el amaranto, el frijol y otros cultivos locales nutritivos, tanto para interesarla de nuevo en la milpa así como para visibilizar las ventajas de todo tipo que implica consumir lo propio.

Nos encontramos colaborando con algunas comunidades de los valles centrales de Oaxaca, haciendo talleres sobre agroecología, talleres de cocina con amaranto y maíz, ciclos de cine debate, conversatorios, cápsulas de radio.