¿Quiénes Somos? 

 

Somos un colectivo de reflexión y acción. Aprendemos en libertad juntas y juntos, así es como generamos saberes y conocimientos nuevos aplicándolos a nuestra realidad.

Entendemos el aprendizaje como un aspecto de la vida cotidiana que puede cultivarse y el estudio como un ejercicio autónomo y gozoso de gente libre.

Realizamos regularmente actividades de aprendizaje y estudio, en nuestro espacio físico, que en su mayor parte están abiertas a cualquier persona interesada.

Nuestra Historia

La Unitierra nació ante las reacciones radicales contra la escuela que observamos en muchas comunidades indígenas y que fueron formalmente expresadas en 1997, en el Foro Indígena de Oaxaca, cuando los pueblos del Estado declararon públicamente: “La escuela ha sido el principal instrumento del Estado para destruir a los pueblos indígenas y sus culturas”. Se trataba del reconocimiento público de una verdad histórica: el sistema educativo mexicano, como el de muchos otros países, fue creado para “quitarles lo indio a los indios”.

Por eso creamos nuestra universidad. Están con nosotros jóvenes sin diplomas; algunos nunca asistieron a la escuela. Podrán aprender las habilidades de un oficio o campo de estudio como aprendices de alguien que las está ejerciendo –una partera, un abogado agrario, un geógrafo, una agricultora urbana, un constructor con adobe…

Le llamamos universidad para reírnos del sistema oficial y para reivindicar una vieja tradición de las primeras universidades: la de que un grupo de amigos aprenda y estudie juntos, alrededor de una mesa, no para obtener un diploma o avanzar en la pirámide educativa, sino por el mero placer de hacerlo, por la pasión que un tema de estudio les inspira.

La Unitierra nació como una coalición de organismos civiles indígenas y no indígenas: Asesoría Técnica de Comunidades Forestales; Bibaani; Centéotl; Centro Cultural Triqui; Centro de Encuentros y Diálogos Interculturales; Coalición de Maestros y Promotores Indígenas de Oaxaca; Comité de Voluntarios para la Reforestación y la Protección del Ambiente; Coordinadora Estatal de Productores de Café; Fundación Comunalidad; Instituto de la Naturaleza y la Sociedad de Oaxaca; Opción; y Servicios del Pueblo Mixe.

Algunas de las personas que constituyen Unitierra dedican a sus actividades unaporción sustancial de su tiempo y derivan de ello un ingreso. Las demás acuden a Unitierra en forma regular, para participar en alguna de sus actividades, pero sin dedicarse enteramente a ella.

No existen jerarquías formales en Unitierra. Para la organización y administración de nuestras actividades, hemos creado una asamblea quien toma las desiciones sobre el rumbo de nuestra organización. La pertenencia a la asamblea se define por las responsabilidades y obligaciones que asume con la Unitierra algun@ de quienes la constituyen.

La Unitierra ha compartido su experiencia con otras personas y organizaciones para la creación autónoma de empeños semejantes, como la Universidad de la Tierra en Chiapas, la Universidad de la Tierra en Puebla, la Universidad de la Tierra en California, la Universidad de la Tierra en San Pablo Huitzo, Oaxaca. Están en proceso de creación otras en diversas ciudades.

 

Nuestras concepciones

 

Entendemos el aprendizaje como un aspecto de la vida cotidiana que puede cultivarse y el estudio como un ejercicio autónomo y gozoso de gente libre. Las investigaciones que realizamos, tanto las teóricas y abstractas como las aplicadas a algún aspecto de nuestra realidad, son para nosotr@s ejercicios de reflexión en la acción.

Un tema central que nos reúne y compromete es el modo convivial de vida. Aprendemos junt@s su significado en la cotidianeidad. Estamos conscientes de que afirmar con él la dignidad de cada un@ de nosotr@s y la de nuestras relaciones con otr@s y la naturaleza representa un desafío a los sistemas dominantes.

El carácter político de la convivialidad nos involucra en diversas esferas de nuestra realidad natural y social, tanto la de quienes trabajamos y aprendemos en Unitierra como la de diversas personas, grupos y organizaciones de la ciudad, el estado y el país en que estamos asentados, así como la de otros países y culturas con quienes mantenemos contacto e interacción.

Unitierra está profundamente inmersa en procesos de cambio social y político y se dedica centralmente a la exploración de opciones e innovaciones para la creación de alternativas políticas, tecnológicas y culturales.

Organización Interna

 

Para la articulación de los diferentes esfuerzos, se realizan asambleas generales en donde se reúnen todas las personas que participan de manera constante en algún grupo de trabajo o aprendizaje, con la función de articular los diferentes esfuerzos.

Algunas de las personas que constituyen Unitierra dedican a sus actividades una porción sustancial de su tiempo. Las demás acuden a Unitierra en forma regular, para participar en alguna de sus actividades, pero sin dedicarse enteramente a ella.

No existen jerarquías formales en Unitierra. Para la organización y administración de nuestras actividades, hemos creado un consejo de coordinación. Se forman también comisiones o colectividades emergentes para actividades específicas.

Nuestros campos de acción

        Realizamos regularmente actividades de aprendizaje y estudio, en nuestro espacio físico, que en su mayor parte están abiertas a cualquier persona interesada.

        Mantenemos un seminario semanal, que cumplirá en 2017 dieciséis años de actividad.

        Organizamos periódicamente talleres de aprendizaje o reflexión sobre temas específicos, presentaciones y discusiones de libros y otros materiales, conferencias y diversos eventos.

        Organizamos estancias de aprendizaje para grupos nacionales y extranjeros, para los que concebimos y concertamos programas específicos de actividad que incluyen ciclos de estudio en nuestro espacio físico.

        Organizamos programas personales de aprendizaje y estudio para quienes desean aprender habilidades específicas, explorar algún campo de conocimiento y acción o realizar investigaciones.

        Participamos en empeños de transformación social, que buscan recomponer el tejido social de barrios urbanos y comunidades suburbanas de los valles centrales de Oaxaca, mediante el aprendizaje colectivo de formas autónomas de acción comunitaria.

        Participamos en empeños de regeneración cultural de 400 comunidades indígenas de Chiapas, Guerrero y Oaxaca, a partir de talleres de reflexión y acción y mediante la circulación de materiales escritos y audiovisuales producidos conjuntamente con las comunidades.

        Organizamos campañas de aprendizaje colectivo a escala local, regional y nacional, mediante foros, exhibiciones, materiales audiovisuales, ediciones y uso de medios convencionales y alternativos.

        Apoyamos la creación de centros autónomos de producción de prácticas y tecnologías alternativas, como el Centro Autónomo de Comunicación y el Centro de Estudios sobre la Interculturalidad que operan dentro de Unitierra.

Nuestros métodos

Método de aprendizaje

        Aprender del mundo, más que sobre el mundo: aprender realizando las actividades que constituyen lo que se quiere aprender, como aprendices de quienes se dedican a ellas.

        Aprender a transformar la realidad y servir a otros, particularmente a las propias comunidades y regiones de origen.

        Someter el aprendizaje al control de quien aprende, a su ritmo propio y a sus maneras de trabajar, no al de tutores, maestros o burócratas.

        Aprender a aprender por uno mismo: aprender a dominar los métodos de seguir aprendiendo lo que uno quiere o necesita.

        Aprender a aprender con otros, en círculos de estudio, talleres, seminarios o conferencias.

Método de investigación

        Llamamos reflexión en la acción a nuestras actividades de investigación. La definimos como un ejercicio riguroso, disciplinado, documentado y público. No es una interpretación personal, caprichosa, improvisada, superficial o privada. Quien repitiera el ejercicio ateniéndose a sus reglas debería llegar a los mismos resultados.

        Nuestros principales instrumentos de trabajo son la observación (como experiencia de relación), el diálogo (dialéctico y dialógico), la reflexión sistemática (con énfasis en la glosa) y la documentación (escrita y audiovisual).

        Entre las líneas de reflexión en la acción seguidas hasta ahora destacan las siguientes:

El tratamiento intercultural de la oralidad y su comparación con la civilización textual y la postextual;

la teoría y la práctica de la sociedad convivial;

estudio pluralista de comunidades de aprendizaje;

los caminos de la autonomía bajo la tormenta;

innovaciones tecnológicas – sanitarios secos, invernaderos caseros, dispositivos de energía solar, bicimáquinas, etc.

Reflexión en la acción

Llamamos Reflexión en la Acción a los espacios en donde nos reunimos a reflexionar a partir de nuestra propia experiencia y a estudiar, para elaborar los análisis que guíen nuestra acción.

En este ejercicio, todos los miércoles de 4 a 6 PM, desde hace más de 15 años, realizamos el conversatorio Caminos de la Autonomía bajo la tormenta, un espacio de reflexión abierto al público en general.

Además se han realizado otros espacios de reflexión a lo largo de los últimos años, como los diplomado (¡sin diplomas!) Investigadores Descalzos e Investigadores Comunitarios, la Escuela de Guerreros sin Armas, el Seminario sobre el Pensamiento de Karl Marx e Iván Illich, el Seminario sobre Crítica a la Educación y la Salud, la Seminaria Más allá del Patriarcado, el Seminario sobre Identidad y Regeneración Cultural, entre otros.

Correo electrónico: contactounitierra@gmail.com

Facebook: unitierraoaxaca

Sitio alternativo: http://ggg.vostan.net/ccra/#20