REFLEXIONES SOBRE EL INDIVIDUO, LA PERSONA, EL NOSOTROS Y EL TEJIDO

RELATORÍA 25 DE NOVIEMBRE 2020 – UNITIERRA OAXACA
CAMINOS DE LA AUTONOMÍA BAJO LA TORMENTA

Imagen de facebook: @somostejidoo

Iniciamos esta conversación con el tema de lo colectivo y del EZLN. Un compañero nos compartió que la historia del EZLN es una historia de muchas historias. Por un lado la historia de una generación que se organizó, que planeo, que construyó y entre miles de sueños que pudieron haber nacido en un contexto muy concreto, es también una historia, de una tendencia de lucha dentro de las distintas tendencias de lucha de aquella época, es muy específico lo que el EZ venía haciendo desde antes, venía de una lógica propia, y que era muy diferente de las propias lógicas político militares de su época, pero ahí hay una ruptura fuerte hacia las otras tendencias, creo que también tiene que ver con la historia de los pueblos originarios de Chiapas.

Son historias de las diferentes formas de entender y pensar el asunto del individuo, que siempre están en diálogo. La idea del abandono de la vida propia, para la construcción de un mejor futuro, sigue dando mucho sentido a mi vida personal, no es algo que descartaría por completo. En ese sentido es el abandono y renuncia al antiguo ser para constituirte en uno nuevo, a partir de hoy me planteo una forma de vivir distinta, creo que en inicio eso no está mal.

No se niega el yo, sin hacerle algo. Hay que quitarse un montón de vicios que nos deja nuestra visión tradicionalista del patriarcado, el nacionalismo y todos los ismos. El zapatismo ha demostrado eso, por eso la idea de un mundo donde quepan muchos mundos. Los abuelos mixtecos al fuego le llamaban luz y a la luz también le llamaban tierra, todo está inmerso en una sola cosa, todo en ese mismo fuego y en esa misma luz. Hacer un mundo donde tú puedas ser tú sin dejar de serlo y yo pueda ser yo sin dejar de serlo, la diversidad de ideas es lo que le da sentido al zapatismo.

Involucrados en este tema del yo y el individuo nos preguntamos ¿cuál es la diferencia entre esta postura de respetar a los individuos? ¿cuál es la diferencia entre eso y lo que hoy dice la extrema derecha neonazi en Alemania? “nosotros queremos que no nos impongan a todos lo mismo, porque no somos lo mismo, cada uno somos diferentes, queremos vivir en el esplendor de nuestras individualidades”. Esta finalmente es la postura del capitalismo y de la extrema derecha norteamericana, que están saliendo a la calle para defender la autonomía individual, la libertad individual ¿cuál es la diferencia entre esa corriente fuerte y lo que acaban de decir hoy con los zapatistas?

Para mí esa idea de la libertad individual sería el fundamento de los países, de los estados nación, de las democracias, de las repúblicas occidentales en los tiempos de la lucha por el feudalismo. También me pareció curioso porque he conocido anarquistas europeos y muchas tendencias, la que más curiosidad me dio es que la banda punk se declaraban Estirnianos.

Max Stirne era un individualista, se le consideraba como el primer individualista anarquista, basado en las ideas del nihilismo, es curioso porque muchas de las ideas de Hitler venían de Nietzche. Una de las diferencias de esta forma de pensamiento con la del zapatismo, yo creo que el asunto de la diversidad, como lo piensan los compas del EZ. De entrada, vienen de una forma de pensamiento distinto, donde antes que el individuo se pensó la comunidad, entonces en automático piensan en la diversidad de colectividades y yo sé que entienden el asunto de la palabra individuo, no es que no lo entiendan, pero entienden esa parte desde el respecto a la otredad.

Es una cosa distinta cuando se piensa en cada una de las individualidades, al momento de construir, quien está del lado de la individualidad es muchas veces quien impide que las cosas se organicen. Muchas veces la banda individualista es quien destruye los procesos organizativos colectivos.

Una compañera nos compartió que el momento de la maternidad es un momento muy particular, donde no eres uno, incluso aunque tu hijo nazca, no vuelves a ser uno, sino se expande, no te puedes pensar nunca sola, estás siempre pensándote con otra-otro. Es un tema muy complejo y que no se pude decir: “si no es en lo individual, no” o “si no es en el colectivo, no”, es como un baile, que tiene diferentes ritmos, depende de la etapa de ese momento.

En este punto de la conversación, pensamos también que de pronto es difícil de separar lo individual y lo colectivo. Se dijo también que, por ejemplo, los individuos nazis eran millones de individuos que estaban dispuestos a tomar decisiones colectivas. Implicaba que están juntos colectivamente en un proyecto general, que todos ellos consideraban apropiado para ellos, que era el proyecto Nazi.

Pesamos entonces que en colectivo nos podemos juntar, por ejemplo, ahora somos el colectivo del conversatorio, pero quizás no somos un nosotros. La diferencia podría ser el «nosotros», en el nosotros yo soy en tanto tu eres.

Para seguir pensando, se dice que la norteamericana es la sociedad más individualista de la historia. Con muy pocas excepciones, casi todos los individuos norteamericanos, viven incrustados en los colectivos. Inclusive los muy individualistas, van a trabajar, hacen una serie de actividades en donde trabajan en un colectivo, trabajan para el bien común de ese colectivo, el hecho de estar dispuesto a trabajar por el colectivo y sacrificarse por el colectivo, pero eso no define lo que estamos tratando de aclarar, los más individualistas pueden actuar de esa manera sin ningún problema, los nazis actuaban así, en la mañana iban a matar en las cámaras de gas y en las tardes a jugar con los niños.

Hay también una interpretación que separó la idea del individuo y la persona, el «individuo» es una consecuencia cultural, pero también de alienación y la «persona» es más como una parte o una reflexión del grupo, en el sentido en que quizás podemos lograr algo para «nuestras vidas», pero en el entendimiento de que ese logro o construcción no es sólo para nosotros mismos, porque nuestra vida es más como un hilo tejiendo para los demás.

A nosotros como pueblos y comunidades, lo que nos hace unión es la asamblea y en la asamblea no se queda como individuo, en la asamblea no voy a poder opinar como «yo», ni como «mi familia», sino que tengo que aportar la idea como bien común.

El problema del individuo es que no se puede explicar de ningún lado porque es meramente ideológico. Por todos lados se intenta demostrar que existe la individualidad, pero se cae a pedazos.

En todos los grupos hay individuos que joden y traicionan y lo echan a perder todo, y en todos los grupos incluyendo los nazis, hay individuos que están dispuestos a sacrificar todos sus aspectos individuales por el colectivo, pero para dejar de ser individuos basta saber de qué estamos hablando. Individuo quiere decir lo que no puede dividirse, como un átomo, indivisible de la condición humana, esa sería la noción de individuo, si pensamos en serio qué significa eso, me atrevo a decir que podemos pensar que somos individuos, creer que somos individuos, actuar como si fuéramos individuos, pero NO podemos ser individuos mientras sigamos siendo humanos.

Pensarse como individuo es pensarse como átomo de una categoría abstracta, cuando le preguntas a un individuo quién eres o qué cosa eres y dice soy hombre o mujer o empiezo a definirme en términos de una categoría abstracta, quiere decir que la individualidad significa una condición de homogeneidad. Es lo que está pasando hoy con el covid, nos llaman población, se nos reduce a una condición homogénea, se nos trata como individuos.

Los seres que somos no podemos ser eso. Todos los seres que somos, somos nudos de redes de relaciones, no átomos. Esa red es singular y única, nadie más tiene mi red de relaciones, ninguna gente en el universo, esa red de relaciones es única.

La palabra persona quiere decir máscara, como la que usaban los griegos. Entonces, bajo la máscara individual de un mamífero está un nudo de una red de relación, esa red de relaciones es una comunidad. Cada una de las personas de la comunidad es un nudo de esa red de relaciones que se enredan y ese enredo de relaciones constituye un nosotros. No es el nosotros de la filiación Nazi, o mexicana, o de Morena, o de los hombres o de los homosexuales, no es afiliarse o pertenecer a tal colectivo, no es reducirme.

El nosotros de una comunidad es el entretejido de una red de relaciones, ahí no se respeta al individuo sino lo singular de cada persona, no se respeta su condición individual sino su singularidad, no se trata igual a la señora de 80 años que al niño de 7, son nudos de redes de relaciones distintas y vamos a respetar su singularidad no su individualidad.

Y entonces sí, rechazar la individualidad y no estar dispuestos a ser tratados jamás como individuos, como átomos de categorías homogéneas, que la sociedad que queremos construir respeta las singularidades, no las individualidades. También podría ser el cariño a una misma y a la vida, esa podría ser una parte importante y que diferencia la red, el amor por la vida misma.

No hemos acabado de discutir sobre la realidad y la importancia del zapatismo hoy en día.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *