Relatoría de la sesión 16.01.2019 – ¿Aliados o no?

Iniciamos nuestro conversatorio pasado hablando sobre el artículo de la semana pasada de Víctor Toledo donde habla del ocaso de la historia del EZLN y el sol que nace en un proceso sin precedentes con el esfuerzo de AMLO. Recordamos que en este contexto de guerra no podemos apoyar al explotador y al explotado al mismo tiempo, hay que definir hacia dónde queremos caminar y nos preguntamos, ¿cómo hacemos para que nuestras reflexiones, todo eso que hablamos aquí no se queden sólo en estas relatorías o entre nosotrxs?

La postura de Toledo refleja el sentir y el pensar de muchas personas y nos sitúa en un momento de gran peligro. La lucha contra el huachicol parece ser algo que una buena parte de la población respalda y aprueba según encuestas pero al mismo tiempo que encabeza esta lucha está defendiendo el uso de la guardia nacional y la militarización del país. ¿Qué significa esto? ¿qué condiciones está creando?

Comentamos sobre el video de Mireles que se ha vuelto viral y tiene un millón de vistas donde menciona que él sí ha luchado y ha arriesgado la vida y la de sus compañeros y acusa al sup de no quitarse siquiera la capucha y sobre otras amenazas que vemos como la división que se ha venido generando entre las comunidades y la presión que ejercen directamente sobre los territorios zapatistas.

La situación en países que han sido reconocidos como fascistas desde una perspectiva histórica comenzaron con estrategias populares de ayudar a los pobres mediante programas de transferencia financiera directa a sectores marginados con un fuerte sentido nacionalista, para una Alemania o Italia humillada. El peligroso prejuicio contra los judíos ya existía en la sociedad alemana. ¿Cómo se pueden comparar estas situaciones con la que vivimos actualmente?

Una compañera de la sección 22 nos compartió que decir que tienes reservas con AMLO y sus maneras de actuar genera reacciones en las que parece que quien dice eso es el anticristo. Tener reservas con el gobierno de AMLO es tener reservas con el progreso de México, estás con AMLO o no lo estás. El odio que está surgiendo en contra del EZLN puede ser un preámbulo del odio que surgirá ante cualquier posicionamiento no sólo de oposición sino también de reservas con el nuevo gobierno.

Esto nos llevó a preguntarnos nuevamente, ¿qué fue lo que llevó al EZLN a esta posición que parece de confrontación abierta? ¿por qué decidieron mostrar el músculo militar? Esa acción dio pie a las situaciones que estamos viendo y a posturas como la de Toledo. Mencionamos que el ejército zapatista siempre ha estado presente en las reuniones que se hacen en los caracoles zapatistas, que esto no ha sido algo exclusivo de este 1ero de enero pero en este momento está alimentando las corrientes antizapatistas por un lado y los deseos de reaccionar de quienes siguen el movimiento. Quizá mostraron también que están listos para reaccionar, aunque no hubo armas en los videos, es sabido que nunca dejaron las armas y hay evidencia de que las han portado.

El SupMoi dice nuevamente que están solos pero muestran que están organizados y son disciplinados en su actuar. Compañerxs que se mostraron en otros momentos amistosos con el zapatismo, como Toledo, han cambiado de opinión, esto puede mostrar que su verdadera posición está en otro lado. La postura fue quizás la de sacudirse a quienes dicen que están con ellos pero en los hechos han mostrado lo contrario y para dejar claro quiénes son compañeros todavía a pesar de AMLO y de toda esta campaña mediática. ¿Qué nos hace pensar todo esto? ¿cómo nos involucra?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *