¿De qué tipo de educación vamos a hablar? – Relatoría 17.10.2018

En esta ocasión nos visitaron compas de la Sierra Mazateca para presentar el documental “Agua de lluvia”, en donde narran cómo ha sido el proceso de construcción de la escuela autónoma en la comunidad, en donde intentan impulsar la cultura y el arte. El documental nos habla del proceso de construcción de la escuela autónoma.

A partir de la división del magisterio, entre la sección 22 y la sección 59, hubo separación también en la comunidad. Con el paso del tiempo, desde el 2006 al 2013 funcionó una escuela multigrado en un domicilio particular, atendido por una sola maestra, por ello, los habitantes de la comunidad buscaron generar otro espacio y comenzaron a construir la escuela, pero eso incomodó a los caciques de la comunidad. Lamentablemente la comunidad sigue muy dividida. Aunque se supone que es por usos y costumbres, los partidos políticos han entrado y han generado más división. Hay algunos grupos abalados por el PRI, otros por el PAN o por MORENA, pero ahora es peor, porque cada grupo se dividió y entonces no sólo son tres grupos sino más. ¿Cómo podemos avanzar a pesar de esta división?

Los compas nos dicen que en el colectivo les ha sido difícil ver una solución, pero siguen avanzando, esperando encontrar respuestas en el camino.

La construcción de la escuela ha sido un esfuerzo en conjunto, de la comunidad mazateca, de personas de la ciudad de Oaxaca, de México e incluso del extranjero, por ello, este proyecto es colectivo y no se una sola persona. Otro aspecto que se nota en el documental es el apoyo entre hombres y mujeres, entre niñas y niños por igual. Eso también muestra la construcción de nuevas formas, incluso en lo audiovisual, ya no aparece sólo el campesino hombre sino la integración de todas y todos. Sería bueno que las mujeres tengan más participación, que tenga una voz en la comunidad, por ejemplo, muchas veces el consejo de ancianos es quien toma las desiciones y quien tiene la última la palabra, pero una comunidad la conforman hombres y mujeres también. Sería importante que las mujeres también puedan decidir y opinar en las cosas que se hacen, no que nos las impongan, esperemos que en algún momento se pueda hacer.

El trabajo educativo en la región mazateca no es fácil. La cabecera municipal, Huautla, tiene muchos maestros y mandan docentes a los municipios cercanos, pero generalmente la población de Huautla ya no habla mazateco y entonces las comunidades necesitan maestros de su misma comunidad. Muchas personas pensaron que si la 59 les daba la opción de poner maestros de la comunidad se iban con ellos.

Normalmente en la escuela se está en contra del asunto de la lengua ¿qué pasa en este proyecto? Normalmente los maestros bilíngües hacen un trabajo diferente al que uno esperaría.

En este espacio, lo que se pretende hacer es retomar el tema de la lengua. A veces platican en mazateco y traducen al español. En el mismo equipo, para las reuniones que se han hecho, también realizan traducciones al español, porque hay compas que vienen de la ciudad y no hablan mazateco o compas mazatecos que no hablan mazateco o compas mixtecos que vienen de Cuatzospan. Uno de los proyectos es también hacer música en mazateco.

Cuando en la comunidad se explicó la propuesta zapatista , los ancianos son los que escuchaban y dijeron ¡ah es lo que de por sí somos y lo que de por sí hacemos! entonces no es tan diferente el zapatismo, no es como lo dice la tele. Ellos también dijeron que tengamos cuidado con la generación que viene después de ellos, “tengan cuidado con nuestros hijos, porque a ellos ya les gustó el dinero”. En muchas comunidades el motor han sido los jóvenes. Nos damos cuenta, que este proceso en el que estamos, implica una ruptura política, una ruptura en el proceso de vida, incluso con nuestros padres.

Vemos también que a veces, en la sierra zapoteca, no se cuenta con el apoyo de los maestros, ni con la gente de la comunidad, y con los jóvenes menos. Con el asunto de la lengua, peor tantito, tenemos que buscarle. Hay una ventaja en ser joven, hay energía, pero es necesario tener cuidado con quiénes se camina y hacia dónde se va.

Los compas dicen que no logran encontrar la solución, pero probablemente no la encuentran porque son ellos mismos. En este momento en que vivimos, la única esperanza son grupos de jóvenes que encuentran un camino distinto. En el documental se ve que son los jóvenes, quines conectan a las distintas generaciones que hacen falta conectar. Mucho hemos hablado de otros mundos que ya se están haciendo y este es un buen ejemplo. Se pretende que ésta sea una escuela en donde también se den talleres de bordado, dibujo, actividades artísticas, donde los niños puedan desarrollar talentos que muchas veces no se reconocen en la escuela. Que sea un espacio para la construcción de la autonomía, no sólo para otra educación, sino para otra economía, otra resistencia y otra política. La autonomía es la vida.

Así que, para ir abonando a nuevas discusiones, a partir de lo que hemos hablado durante este conversatorio, hay dos elementos para poner sobre la mesa. Estamos hablando de la muerte de la política. Se acabó el PRI, la regla en el PRI era dinero o impunidad, en este momento el PRI ya no puede ofrecer ninguno. El PRI, PAN, PRD quedan en el aire. ¿Qué cosa significa en la práctica la muerte de la política? Para este desastre que tenemos por delante, la parte artística y estética, es lo que puede empezar a representar una alternativa. Los rollos de antes ya no sirven, ni siquiera para entender lo que está pasando, entonces es a través de las formas artísticas y culturales, donde podemos empezar a descubrir otra posibilidad.

La lucha central en este momento es lo que llamamos la lucha anti-patriarcal, que en este momento tiene forma capitalista. El fondo del asunto es un fondo patriarcal y es muy claro lo que el proyecto “Agua de lluvia” están mostrando, ahí están evidentemente las mujeres. Esto es una innovación muy importante, porque las mujeres estén participando en todas las actividades, esto es lo que puede realmente cambiar las cosas. Esto es realmente fuente de esperanza.

Lo que necesitamos cambiar es cómo se han estado formateando a los niños y jóvenes desde la escuela. El proceso del que salen los niños de la primaria y secundaria, es un proceso para que dejen su cultura, su comunidad, su lengua y no sólo eso, dejan mucho más que su lengua, dejan su manera de ser para quedar flotando en un humo que se vuelve terrible, para ellos y para el resto de la sociedad. Sería interesante discutir cómo en ese proceso tenemos una de las fuentes principales de violencia.

En el ramo educativo, también podemos discutir la reforma educativa. Lo peor que podrían hacer los maestros y la sección 22, es seguir la lucha que tenían. Eso ya no tiene sentido, se acabó la lucha contra una reforma educativa. Ya está la iniciativa de ley en la cámara para que se termine esa reforma.

El contenido de la lucha cambia por completo también, ya no es luchar contra la reforma educativa. Muerta esa reforma educativa ¿de qué tipo de educación vamos a hablar? ¿de qué se trata ahora? No se puede volver a lo que había antes de la reforma educativa ni a la misma reforma educativa.

Los maestros defendieron que la evaluación uniforme no tiene sentido, y tienen razón; hay condiciones distintas en una comunidad de la Sierra mazateca y en una escuela que está en Polanco. No se está en contra de la idea de evaluar, sino considerar las diferencias y los diferentes contextos.

Los maestros también pueden luchar para que se acabe la evaluación uniforme para los niños. ¿Cuál es el propósito de hace una forma de evaluación universal?

Sabemos que las cosas no se han hecho correctamente. Tenemos ahora que experimentar muchas formas diferentes de hacer las cosas, para que se queden así, como muchas formas diferentes de hacer las cosas. Que no lleguemos a encontrar una fórmula única, sino que se acepte que hay muchas fórmulas diferentes basadas en una experimentación colectiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *