Jornada #25N: PRONUNCIAMIENTO Y GALERÍA. ¡MONUMENTA CONTRA LA VIOLENCIA FEMINICIDA EN OAXACA!



En el marco del 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, colectivos, organizaciones, madres y familias de víctimas de desaparición y feminicidio, mujeres autónomas nos unimos para realizar una jornada de actividades, que dio inicio el 23 de noviembre con un Altar ofrenda de luz por nuestras compañeras asesinadas.

Durante cuatro días y tres noches realizamos un campamento en la Fuente de las 8 Regiones, tomamos el espacio público y realizamos ahí las primeras actividades de la Jornada. El 24 de noviembre hicimos la Feria informativa por el Derecho a Decidir, el Taller de Bordado “Deshilando violencias, tejiendo sororidad”, Conversatorio “El acompañamiento a víctimas, otra forma de resistencia antipatriarcal”, Taller de Autocuidado “Apuesta política para el cuidado colectivo: conectando con el cuerpo”.

El 25 de noviembre dimos a conocer nuestro posicionamiento político y develamos la MONUMENTA CONTRA LA VIOLENCIA FEMINICITDA. Ese día bailamos y cantamos en el concierto y poesía “Voces contra la impunidad”, donde participaron Martha Toledo, Mare Advertencia Lírica, Tania Chan, Ana Díaz, Alejandra Salmerón y en la poesía Nayelli Tello, Beatriz Soto, Jéssica Santiago, Elia Pérez, Beatriz Soto, Brenda Contreras, Argelia Rodríguez, Frydanel Díaz. El 26 de noviembre se expuso en el tendededero a Deudores Alimentarios y se realizó un tianguis de trueque.

Continuamos la jornada el sábado 27 de noviembre con la Asamblea de Muejeres Tejiendo Comunidad y Lucha Antipatriarcal, realizada en las instalaciones de las Organizaciones Indias por los Derechos Humanos en Oaxaca (OIDHO), abordando las siguientes temáticas:
🔹 Hilar la salud
🔸 Bordar el Trabajo y la Economía
🔹 Deshilando Violencias
🔸 Tejiendo nuestras luchas

La jornada continúa con un Tribunal feminista con el feminicidio en Oaxaca los días 29 y 30 de noviembre.

Esta jornada nos reunió a mujeres de distintas edades, motivaciones y creencias, pero con la firme convicción de manternernos vivas y seguir juntas bajo ese acuerdo.

Aquí compartimos nuestros Pronunciamientos, Manifiestos y la galería fotográfica.

PRONUNCIAMIENTO #25N

Oaxaca de Juárez, 25 de noviembre de 2021

A nuestras hermanas y compañeras
A la sociedad oaxaqueña en general
A los medios de comunicación, locales y nacionales


Hoy 25 de noviembre de 2021, una vez más, las mujeres oaxaqueñas hemos salido al espacio público, a las calles para seguir haciendo historia, historia marcada por miles de feminicidios, violencia sexual y desapariciones de hermanas. Unimos fuerzas y esperanza codo a codo, hombro a hombro, no nos soltaremos jamás, pues esta lucha es constante, pues diariamente habitamos un país sumergido en la violencia, generada por el patriarcado, el racismo y la discriminación.

¡Existimos y resistimos ante todo obstáculo! ¡Nos armamos contra el olvido!

Ante la impunidad, nosotras estamos construyendo nuestras maneras de cuidarnos, sanarnos y acompañarnos ante la pérdida de nuestras hermanas asesinadas, ante la ausencia de nuestras hermanas desaparecidas, ante las violencias cotidianas. Transformamos el dolor en dignidad, la tristeza en rebeldía y la impotencia en esperanza.

Denunciamos la omisión e impunidad del Estado, durante el gobierno de Alejandro Murat Hinojosa, se dictó una alerta de género en sólo 40 municipios del estado desde agosto del 2018, la cual ha sido implementada mediante la simulación de ahí que actualmente tenemos 574 feminicidios en casi 5 años de su gubernatura, de los cuales, en la mayoría de los casos las víctimas no han encontrado justicia y verdad, pues el mismo sistema encargado de procurar e impartirla ha fallado, no tomando las denuncias, no dictando o no ejecutando las detenciones y más trágico aún, no dictando sentencias condenatorias.

En lo que va del sexenio tenemos registradas 1,484 compañeras desaparecidas, de las que no hay avances en las investigaciones ni un mecanismo eficiente de búsqueda, que deje de encubrir criminales. Por ello el día de hoy señalamos la ineptitud de los funcionarios de gobierno y sus instituciones:
Alejandro Murat Hinojosa, Gobernador del Estado de Oaxaca.
Arturo de Jesus Peimbert Calvo, Fiscal General del estado de Oaxaca.
Juan Carlos Marquez Heine, Director General de los Servicios de Salud de Oaxaca.
Ana Vazquez Colmenares, titular de la Secretaría de la Mujer Oaxaqueña.
Oswaldo Garcia Jarquin, Presidente municipal de Oaxaca de Juárez.
Nallely Hernández García, titular de la Secretaría de los Pueblos Indígenas y Afromexicanos.
Al Congreso del Estado.

Hoy 25N, nos reunimos para nombrar a las mujeres que ya no están con nosotras, debido a un patriarcado letal que se manifiesta en la omisión, desprecio a los derechos de las mujeres que caracterizan al gobierno, actualmente encabezado por Alejandro Murat y al resto de su inoperante aparato burocrático; uno que no ha hecho absolutamente nada por modificar las condiciones que reproducen la violencia desmedida e imparable que las mujeres sufren en las ocho regiones de nuestro estado.

Desde que se emitió la Alerta de Violencia de Género (AVG), en el estado, en agosto 2018, los diferentes tipos de violencia machista dirigidas a los cuerpos y a la integridad de las mujeres no han hecho sino aumentar en su incidencia y envilecimiento. Estas mujeres que hoy nombramos han sido asesinadas, en condiciones deplorables, violadas, amagadas, mutiladas, desmembradas, violentando no solo sus cuerpos sino sus almas y espíritus; sin que hasta la fecha las instancias de procuración de justicia hayan sancionado a los responsables ni reparado daños, pues actúan fuera del marco de los derechos humanos, carecen de perspectiva de género y olvidan que nos encontramos en un estado pluricultural en el que los diversos tipos de violencia alcanzan también a nuestros pueblos y comunidades. Las estrategias y mecanismos que establecen para atender, prevenir y disminuir los casos de violencia hacia las mujeres en la AVG, no han sido implementadas, más bien han venido improvisando supuestas capacitaciones y eventos para justificar los millonarios recursos que utilizan para su propio beneficio.

Defensoras del territorio han sido criminalizadas, violentadas, desaparecidas y asesinadas por cuidar la tierra donde habitan, por impedir que proyectos extractivistas se impongan en sus comunidades. Oaxaca ocupa el cuarto lugar a nivel nacional por abuso sexual infantil, perpetrado principalmente por abuelos, padrastros, tios, padres biológicos y primos, situación que se ha agravado a raiz de la pandemia originada por el covid-19, porque el hogar se ha convertido en el lugar más inseguro para niñas y mujeres. La violencia sexual representa un problema legal, pero tambien visibiliza una violencia sistemica, institucional y simbolica.

Frente a la grave situación diversas colectivas, mujeres autónomas, madres de víctimas de feminicidio y sociedad civil hemos generado acciones frente a un Estado al que NO le importan la vida y la seguridad de las mujeres, de ahi que hoy estamos develando la MONUMENTA CONTRA EL FEMINICIDIO Y VIOLENCIA FEMINICIDA EN OAXACA, como una forma de visibilizar que en Oaxaca nos están matando y las autoridades son cómplices por su simulación y no accionar con debida diligencia. No queremos más mujeres violadas, acosadas, desaparecidas ni asesinadas.
Esta monumenta es un grito que lanzamos a quienes no han querido escucharnos.

¡Ni una menos! ¡Acordamos vivir!

‼️ Les exigimos a las autoridades no dañar ni menoscabar el símbolo de expresión de repudio a la violencia feminicida y feminicidio en Oaxaca.
‼️ Exigimos la presentación con vida de nuestras hermanas desaparecidas.
‼️ Exigimos justicia y no más impunidad ante los feminicidios.
No nos cansaremos hasta que todas las mujeres y niñas del estado tengamos una vida libre de violencia. ¡Por nuestra dignidad y justicia!
“Teníamos dos opciones: estar calladas y morir o hablar y morir.”
Decidimos hablar” ¡Y nadie nos callará! – Malala Yousafzai

¡Sobre las ruinas del patriarcado, nosotras construimos esperanza!

Mujeres Autónomas
Madres de Víctimas de Feminicidio
Colectiva Chicatanas
Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad Oaxaca
Ges Mujer
Fundación Marie Stopes México
Grupo de Mujeres Sabinas A. C.
Maestras en Resistencia de la Sección XXII
Unitierra Oaxaca

ASAMBLEA DE MUJERES TEJIENDO COMUNIDAD Y LUCHA ANTIPATRIARCAL

El sábado 27 de noviembre realizamos la primera Asamblea de Mujeres Tejiendo Comunidad y Lucha Antipatriarcal. La convocatoria para esta asamblea se realizó el 1º de agosto del 2021, en el marco de los 25 años de las cacerolas. 2006 fue el año en que las mujeres de Oaxaca tomaron las calles y las instalaciones de la Corporación Oaxaqueña de Radio y Televisión.

Este fue el manifiesto con el que se convocó:

A LOS PUEBLOS DE OAXACA

A LOS PUEBLOS DE MÉXICO

A LOS PUEBLOS DEL MUNDO

            Hoy, primero de agosto del 2021, a quince años de la ‘marcha de cacerolas’ y la toma del Canal 9, radiodifusora y estación de televisión del estado de Oaxaca, por cientos de mujeres de la APPO (Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca) durante el levantamiento civil más grande que haya vivido este estado, en repudio al gobierno corrupto y represor del gobernador priista asesino Ulises Ruiz Ortíz, venimos a manifestarnos para reivindicar las luchas de las mujeres oaxaqueñas y hacer un llamado a fortalecer nuestro movimiento.

            Repudiamos el hecho que hasta la fecha, ni Ulises Ruiz ni ningún otro funcionario de su gobierno han sido enjuiciados por las graves violaciones a los derechos del pueblo oaxaqueño durante su ilegítimo gobierno, e incluso algunos de los peores represores nuevamente dirigen la seguridad pública del estado de Oaxaca.  Exigimos que se ponga fin a esta lacerante impunidad.

            Honramos la memoria de las compañeras y los compañeros asesinados por su lucha en la APPO. Honramos la lucha de quienes fueron víctimas de las desapariciones forzadas, detenciones arbitrarias, de la tortura, del exilio, de la persecución  y la represión generalizada en 2006.

            Nos manifestamos también en memoria del las compañeras defensoras de nuestros derechos y nuestros territorios y de las periodistas asesinadas en todo el país. ¡Las que mueren por la vida, no han muerto!  Recordamos con mucho cariño a todas las compañeras víctimas de la pandemia del Covid-19.

            Con orgullo continuamos la resistencia que nos han heredado nuestras ancestras, abuelas y madres  Zapotecas, Mixtecas-ÑuSavi, Mixes-Ayuuk, Chatinas, Chontales, Cuicatecas, Chinantecas, Huaves-Ikoots, Mazatecas, Triquis, Tacuates, Afromexicanas, Ixcatecas, Chocholtecas, Zoques y también Mestizas, para defendernos de todo despojo de nuestra vida, nuestra dignidad, nuestros derechos y nuestros territorios.

            Somos mujeres campesinas, pescadoras, productoras, y sin nuestro trabajo no hubiera comida sana en su mesa, pero nos menosprecian y nos pagan una miseria. Somos amas de casa que hacemos mil labores jamás valoradas ni mucho menos remuneradas. Somos profesionistas ninguneadas y discriminadas en las empresas e instituciones. Somos obreras y trabajadoras eventuales explotadas sin seguridad social alguna. Somos empleadas domésticas sin derechos laborales. Somos artesanas, artistas, y nuestro arte embellece tu vida, tu  pueblo, tu ciudad,  tu cultura, y aún así vivimos en la pobreza.

           Somos trabajadoras combativas de la educación de la Sección XXII de la CNTE (Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación), quienes tantas veces hemos enfrentado juntas con nuestros compañeros la represión del sistema y obtenido grandes logros para la educación en el estado y el país, y aún así, como en muchos otros movimientos, se manifiesta el patriarcado en nuestro propio gremio.

            Somos estudiantes que sufrimos violencia de género en la familia, la calle, en la escuela y la universidad. En nuestras luchas, enfrentamos la violencia del estado.

            Somos médicas, enfermeras y trabajadoras de la salud, nos celebran como heroínas de la pandemia, pero pisotean nuestros derechos laborales y destruyen el sistema de salud pública.

            Somos médicas tradicionales, curanderas, parteras, siempre al lado de nuestros pueblos y nuestras compañeras, sanando mil heridas del alma y del cuerpo que nos causa nuestra realidad.

            Somos mujeres que participamos en las asambleas de nuestros pueblos y desempeñamos cargos municipales y agrarios, sobre nuestros cuerpos las cuotas de género reproducen violencia y discriminación.

            Somos mujeres que participamos en la política municipal, estatal y nacional, y se nos excluye, relega, margina y atropella con todos los métodos de la violencia política machista.

            Somos mujeres que hacemos gran parte del trabajo de iglesias y grupos religiosos, pero a la hora de tomar decisiones nos predican obediencia y sumisión.

            Somos mujeres que a diario y a cualquier edad sufrimos el acoso, las violencias, la violación y el feminicidio en este país donde la vida de las mujeres no vale nada, y se asume la muerte violenta de 11 mujeres al día con la más absoluta impunidad.

            Somos madres de todas las niñas y los niños desaparecidos, vendidos, violentados.

            Somos hermanas de todas las mujeres que buscan a sus hijos desaparecidos, escarban fosas clandestinas para encontrar sus huesos, y en lugar de recibir apoyo y protección, son perseguidas e incluso asesinadas por su incansable búsqueda.

            ¡Y por supuesto, somos FEMINISTAS! Por más que desde la presidencia de la república y desde todas las esferas del ignorante y tóxico poder masculino nos estén atacando, difamando y minimizando, afirmamos esta nuestra posición política, porque ser feminista simplemente significa luchar por la liberación de todas las mujeres, y de todas las personas. Significa oponernos al mortal sistema capitalista-patriarcal que hunde a la gran mayoría de seres humanos en la miseria y en la violencia, y está a punto de destruir el planeta entero. Ser feminista significa continuar con valentía la lucha de las feministas históricas de varios siglos y de todos los continentes, quienes con grandes sacrificios lograron los derechos que hoy gozamos e iniciaron un  movimiento en el cual actualmente militamos millones de mujeres en el mundo.

            Somos feministas y estamos organizadas de muchas maneras, en colectivas pequeñas y agrupaciones de puras mujeres, en colectivos y organizaciones mixtas, en gremios sindicales, y, sobre todo, en nuestras comunidades, nuestros barrios, nuestras colonias. Tenemos diferentes puntos de vista y una gran diversidad de luchas, pero nos hermanamos en la resistencia contra el sistema capitalista neoliberal y patriarcal que nos oprime a todas. Somos defensoras de nuestros derechos y territorios y nuestro papel es fundamental para la resistencia de nuestros pueblos contra los nuevos colonizadores.

            Denunciamos a los gobiernos de todos los colores y todos los niveles, actuales y anteriores, por violar nuestros derechos y no impulsar medidas urgentes para prevenir y  esclarecer los miles de feminicidios, ni implementar estrategias para protegernos  de la ola de violencia que padecemos las mujeres a cada paso que damos. Denunciamos que el sistema de procuración de justicia en México, profundamente injusto y patriarcal, bloquea sistemáticamente la persecución de delitos contra las mujeres, revictimiza a las víctimas y protege a los feminicidas y violadores. Denunciamos las graves omisiones del gobierno estatal de Oaxaca en la procuración de justicia para mujeres.

            Denunciamos los asesinatos de decenas de defensoras y defensores de nuestros derechos y territorios a lo largo y ancho del país. Denunciamos la persecución, las detenciones arbitrarias y el encarcelamiento injusto de luchadoras y luchadores sociales. Rechazamos tajantemente la militarización del país bajo el pretexto de la “seguridad”, porque de hecho es implementada para defender los intereses de los poderosos y al mismo tiempo criminalizar, contener y reprimir la protesta social. Denunciamos el contubernio entre militares, paramilitares, políticos y empresarios con el crimen organizado que invade nuestras comunidades, ataca a la población y destruye el tejido social. Denunciamos el contubernio entre policía, ejército y mafias de trata de personas.

            Estamos indignadas ante el espionaje contra periodistas y movimientos sociales, y exigimos castigo a los culpables.

            Denunciamos la pobreza y miseria en la que nos hunde un sistema económico profundamente injusto y explotador, que se roba los bienes del pueblo y los concentra en las manos de unos cuantos, y rechazamos las políticas asistencialistas que nos quieren condenar a recibir limosnas en lugar de valorar, fomentar y remunerar nuestro trabajo y respetar nuestros derechos laborales.

            Denunciamos a las empresas nacionales y transnacionales que se apropian de nuestros territorios para explotar los bienes naturales y dejan catástrofes ambientales y más miseria a su camino.

            Nos pronunciamos contra los grandes megaproyectos que el gobierno federal junto con los gobiernos estatales y al servicio de empresas transnacionales intentan imponer en el sur de México como el Corredor Interoceánico en el Istmo de Tehuantepec, el Proyecto Integral Morelos y el mal llamado Tren “Maya”, los cuales, lejos de traernos el supuesto “desarrollo”, nos despojan de nuestros bienes naturales, nuestra cultura, nuestra autonomía y violentan a nuestra madre, la tierra.

            En Oaxaca estamos con las luchas de las compañeras de Valles Centrales, Sierra Sur, Mixteca y Cañada contra las mineras y en defensa del agua, con las luchas de las compañeras de la costa contra proyectos hidroeléctricos y megaturísticos, con las compañeras del Istmo contra los Proyectos Industriales Eólicos, el despojo por el Corredor Transístmico, y la destrucción de la Selva de los Chimalapas, con las compañeras de la Sierra Norte contra la imposición del maíz transgénico, y nos solidarizamos con todas las luchas en defensa de la vida y de los territorios en nuestro estado, nuestro país y nuestro mundo.

            Acompañamos la lucha de las personas de la comunidad LGBTTTIQ, porque buscamos lo mismo: el derecho a ser quienes somos y amar a quienes queremos.

            Saludamos la solidaridad de aquellos compañeros hombres que están dispuestos a romper el pacto patriarcal, y exhortamos a los demás hombres a seguir su ejemplo. Perderán sus privilegios, pero podrán romper las cadenas que les impone su propio machismo.

            Abrazamos a todas las niñas y los niños con el rebozo de nuestra esperanza activa de un futuro mejor.

            Abrazamos a todas las mujeres que defienden nuestros derechos, y también a las que (todavía) no lo hacen. Nos solidarizamos con todas las luchas feministas sin distinción.

            Por último: Rechazamos la utilización folclórica de las mujeres oaxaqueñas para promover partidos, gobiernos y empresas turísticas, y les advertimos que aquí en Oaxaca, NUESTRA VERDADERA GUELAGUETZA ES APOYARNOS Y CUIDARNOS UNAS A OTRAS EN ESTA LUCHA, y que  nuestras artesanías, nuestras danzas, nuestros huipiles, nuestras tan aclamadas tlayudas, nuestros tamales, molotes, moles, atoles, cafés de olla, tostadas, tacos y guisados vienen en paquete  CON NUESTRA REBELDÍA.

            Por todo lo anterior, invitamos a todas las mujeres a suscribir este manifiesto en señal de nuestra inquebrantable convicción antipatriarcal,  hacemos un llamado a seguir tejiendo sororamente esta lucha, y convocamos a organizar una Asamblea estatal de Mujeres Oaxaqueñas para los días 24 y 25 de Noviembre del 2021.

¡MUJERES LUCHANDO, AL MUNDO TRANSFORMANDO!

 ¡CASTIGO A LOS ASESINOS Y REPRESORES DEL 2006!

¡BASTA DE IMPUNIDAD! ¡ALTO A LOS FEMINICIDIOS!      ¡NI UNA MENOS!

¡NI UNA DESAPARECIDA MÁS!

¡BASTA DE LAS VIOLENCIAS DE GÉNERO!

¡LIBERTAD A LAS PRESAS POLÍTICAS!

¡ALTO A LA CRIMINALIZACIÓN DE LA PROTESTA SOCIAL!

¡ALTO A LA CRIMINALIZACIÓN DE LA LUCHA FEMINISTA!

¡ALTO A LOS ASESINATOS DE DEFENSORAS Y DEFENSORES DE NUESTROS DERECHOS Y NUESTROS TERRITORIOS!

¡NO AL DESPOJO DE LOS TERRITORIOS DE NUESTROS PUEBLOS!!

¡CANCELACIÓN DE LOS MEGAPROYECTOS!

¡RESPETO IRRESTRICTO A LOS DERECHOS DE LAS MUJERES EN TODOS LOS ÁMBITOS!

¡ALTO AL  PATRIARCADO EN LOS MOVIMIENTOS SOCIALES

¡NUESTRA LUCHA ES POR LA VIDA Y LA LIBERTAD!

¡EL PATRIARCADO VA A CAER!

CONVOCAMOS:

Colectivo Mujer Nueva

Colectivo de Mujeres Sección 22  SNTE-CNTE

Comisión de Mujeres de OIDHO (Organizaciones Indias por los Derechos Humanos en Oaxaca)

CONSORCIO (Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad Oaxaca A.C.)

GESMujer (Grupo de Estudios sobre la Mujer ‘Rosario Castellanos’)

Grupo de Mujeres Sabinas A.C.

CAMPO A.C.  (Centro de Apoyo al Movimiento Popular Oaxaqueño)

Comité Damián Gallardo Martínez

Coordinadora Estatal de Madres, Padres y Tutores en Defensa de la Educación Pública en Oaxaca

EDUCA  A.C. (Servicios para una Educación Alternativa)

Herramientas para el Buen Vivir A.C.

UCIO-EZ (Unión Campesina Indígena de Oaxaca – Emiliano Zapata)

Unitierra (Universidad de la Tierra en Oaxaca)

VOCAL (Voces Oaxaqueñas Construyendo Autonomía y Libertad)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *