Llamado a la alegría.



Caminos de la autonomía Bajo la Tormenta, 26 de abril de 2022

Durante la sesión tuvimos la oportunidad de escuchar voces que nos compartieron la experiencia de Colombia.

En un punto comentamos los resurgires urbano-ancestrales, como incluso en los barrios de las ciudades se va recuperando la raíz de la vida.

Colombia produce el 80% de la cocaína que se consume en el mundo. No podemos hablar de Colombia sin este contexto, que explica la extensa red de narcopolítica y paramilitarización. Se habló de los más de 6 mil “falsos positivos”, personas que fueron asesinadas culpándolas de ser guerrilleras cuando en realidad no lo eran. Esto sucedió particularmente a miembros de pueblos indígenas.

Tristemente, escuchar estos testimonios nos hace reconocer la misma violencia en México. En las últimas fechas se ha sabido de muchos casos de secuestros de mujeres, siendo el de Debani Escobar uno muy sonado, pero como en su búsqueda encontraron muchos cuerpos.

Veíamos que había que tejernos desde el cariño, desde la fiesta. Cuestionamos la fe en los procesos electorales. Siguen siendo machistas y racistas. ¿Se puede pensar en un sistema electoral que no sea de este modo? ¿No le es intrínseco? Hemos dejado de creer en esos sistemas, aunque también se reconoció que hay que saber que pasa allá arriba porque la cosa se podría poner peor.

Discutimos el horror del capitalismo gore, la masculinidad hegemónica perdida que crea las redes de tráfico y consumo de cuerpos humanos. Estamos en guerra y hay que reconocerla como tal.

Una compañera mazahua que participó nos compartió que ella sentía que su padre se había suicidado a los 6 años cuando comenzó a dejar su propia cultura. ¿Qué pasa con el pueblo? Hubo un llamado al optimismo, a construir en lo cotidiano, en lo personal, en lo familiar.

En este proceso es importante reconocer que no es posible continuar con las resistencias sin la espiritualidad. A partir de estos caminos estamos construyendo ya los otros mundos posibles.

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *