MANOS A LA TIERRA



Relatoría 30 de marzo de 2022- Caminos de la Autonomía Bajo La Tormenta.

Nos han secuestrado el paladar. Con tanta azúcar y condimentos químicos, es como si lo tuviéramos quemado y tenemos que sanarlo. El reto está en recuperar los sentidos: el tacto, el escucharnos.

Alimentarnos bien se relaciona con la tierra. Hay que preguntarnos cómo podemos recuperar aquello que nos han despojado, como la tierra. Se habló del ejemplo de las compras colectivas en donde las personas se organizan para poder vivir juntas y juntos.

Sí, hay que sembrar en nuestros espacios, pero también regresar a los mercados e incluso recoger la fruta de los árboles frutales que encontramos en banquetas y camellones. Huir de los supermercados y sus venenos.

Una compañera nos contó de que en una ocasión les llevó a sus sobrinos un chocolate más tradicional, pero sus sobrinos le hicieron cara fea. Quizás querían un Carlos V.

Sí se puede reconstruir el paladar, pero hay que tener cuidado con qué comen lxs bebés, porque desde ahí se empieza. Sobre todo en las ciudades, porque en las comunidades todavía se puede comer frijoles de olla.

¡Manos a la tierra!

Ese puede ser nuestro grito. Relacionar comida-tierra-cuerpo en una dinámica vital de cuidado y resistencia.

También comida-memoria-espacios. Pues hablar de comida es hablar de la abuela que nos cocinaba rico, también de los olores de su cocina.

Algunas de nosotras no aprendimos de las abuelas porque estábamos dedicadas a estudiar. La cocina no era el espacio para las mujeres que queríamos ir a la universidad. Ahora podemos ver la cocina como un espacio de amor y vida.

Tristemente las cocinas se han transformado. Cada vez son más pequeñas, mientras que otros espacios de las casas como la sala de televisión se hacen más grandes.

La salud no es el único objetivo de la comida. Se come para relacionarse, para encontrarse, para tejerse.

Discutimos sobre la problemática de la chatarra, la gran epidemia de la diabetes en México, mucho peor que la del covid, pero no se habla tanto porque no conviene a los de arriba.

¿Cómo regresamos a la tierra? Dejando de ser individuos. Juntxs es la única manera. Solo se puede regresar a la tierra en comunidad.

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *