¡NO ES SEQUÍA, ES SAQUEO! COMUNICADO: «Ni extracción, ni distribución. Fuera Bonafont-Danone de la región cholulteca».



A un año de la formación de un socavón en las tierras de Juan C. Bonilla, en la región cholulteca y de los volcanes de Puebla, recordamos que el despojo masivo del agua por parte de las empresas ha estado presente por décadas en nuestro territorio, atentando contra nuestra vida como pueblos. Hemos vivido las consecuencias de este saqueo día a día con el aumento gradual de la sequía de los ríos, de nuestros pozos artesanales que nos dotan de agua, con el aumento de la temperatura del ambiente, con el atraso de las lluvias, con enfermedades y descomposición del tejido social que ha abierto el camino a altos niveles de violencia en nuestras comunidades. En el recorrido de la Caravana por el Agua y la Vida, fuimos testigos de que esta destrucción no sólo ocurre en nuestros pueblos, también en los territorios que visitamos, la muerte que provoca el capitalismo tiene muchas formas, pero también muchas formas toma la resistencia.

Hace un año, nuestra madre tierra dio unmuestras de esta destrucción con la formación del socavón: un hueco de más de 118 metros de diámetro y 45 metros de profundidad en tierras de cultivo a dos kilómetros del sitio donde por más de 29 años la embotelladora Bonafont-Danone extrajo agua masivamente. La tierra nos dio la razón: no es posible continuar con el saqueo. Empresas como Bonafont no pueden continuar robándose el agua de los pueblos, sacándola del subsuelo para venderla en botellas de plástico, o utilizándola para procesos productivos que contaminan los ríos, la tierra y el aire.

Por ello, la decisión de los pueblos sigue siendo clara: Bonafont no volverá a sacar una gota de agua en nuestros territorios.Recientemente el presidente de Juan C. Bonilla, José Cinto Bernal, declaró que la empresa Bonafont-Danone volverá a funcionar, pero solamente con fines de distribución, es decir, que el despojo que la criminal empresa realice en otros territorios vendría a almacenarse en el nuestro, sabemos que esta declaración es un atentado directo en contra de los pueblos, es una violación a nuestra libre autodeterminación y no lo permitiremos.Sabemos que de los malos gobiernos y de las empresas solo pueden esperarse traiciones y engaños. Conocemos la forma tramposa de actuar de la empresa, que busca entregar, sin dar la cara, entregar a los animales de nuestras cooperativas (borregos, conejos, gallinas y cerdos) los cuales mantienen secuestrados desde el 15 de febrero, día en que los tres niveles de gobierno desalojaron violentamente a los pueblos del Altepelmecalli. Funcionarios del gobierno municipal de José Cinto Bernal se han prestado como intermediarios para concretar la trampa de la entrega. Esto nos confirma su contubernio y corrobora una vez más que ni a la empresa ni al gobierno les importa la vida, sino lucrar con ella y obtener ganancias.Nosotros, los Pueblos nahuas de la Región Cholulteca hemos tomado ya una decisión basada en la ley de los pueblos: la empresa se va.

No permitiremos que el espacio que los pueblos convertimos en un espacio de vida, de formación en educación, salud, comunicación, agroecología vuelva a ser un lugar de muerte; no se volverá a activar la maquinaria que provoca desastres ambientales como el socavón.CONAGUA, la institución del mal gobierno que desde su creación ha permitido y promovido el despojo del agua, oculta de manera deliberada información, reservando por cinco años el acceso a los estudios que dan cuenta de las causas y riesgos del socavón. Sin embargo, para nosotros los pueblos, es más que evidente que lo que provocó este desastre ambiental fue la sobreexplotación de Bonafont-Danone y otras empresas criminales.

Para nosotros, hoy no es un día para celebrar, es un día en el que recordamos que es el contubernio de los gobiernos con las empresas lo que pone en riesgo la vida de comunidades enteras.

Hoy es un día para recordar que fue y es la organización de los pueblos lo que devolvió el agua a nuestros pozos, ríos y ameyales. Que la empresa Bonafont no se ha robado ni una gota más de agua desde el 22 de marzo del 2021 y que en estos en 433 días que han pasado, los pueblos hemos liberado 710 millones 830 mil 120 litros de agua.

Por ello, hoy volvemos a las calles a demostrar que los pueblos seguimos en pie de lucha, que seguimos organizándonos, que la construcción de nuestra autonomía no se detuvo por el despojo de nuestra casa, “Altepelmecalli”. El pasado 27 de mayo, inauguramos los trabajos de construcción de nuestro centro comunitario “El Amate”, desde donde seguiremos trabajando en las áreas de salud, educación, agroecología, cooperativas, comunicación para seguir fortaleciendo el trabajo colectivo y la defensa del territorio en nuestro territorio.

Ni extracción, ni distribución permitiremos en nuestras comunidades, seguiremos organizándonos y manifestándonos no sólo en la región cholulteca, también en el país y en el mundo para que se vaya esta empresa, no descansaremos hasta arrancar de raíz a Bonafont-Danone de nuestras comunidades y liberar por completo el agua de nuestros pueblos.

Agua, Tierra y LibertadJuan C. Bonilla, a 29 de mayo del 2022.

Fotografías:

@WendyJuarez

@ir.onia

@lunadetintanegra

@geocomunitarias

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *