Relatoría del 19 de Agosto del 2020

Convesatoio Caminos de la Autonomía Bajo la Tormenta

En la conversa anterior, se tocó el tema de primera mano sobre las propuestas del Gobierno Federal, vía la Secretaria de Educación Pública y en el contexto de la pandemia por el SarsCoV-2, de comenzar el ciclo escolar vía radio, internet y televisión, lo que más llama la atención son los contratos que se están haciendo con las televisoras privadas…

En este momento, ¿cómo se encuentran las comunidades indígenas y rurales de Oaxaca en la continuidad y el regreso a clases? Los compañeros de la sección 22, rechazan el modelo “hibrido” de impartir la educación desde la televisión y, sobre todo, los contratos que se dieron con las televisoras privadas, pues “es dar más dinero a los de siempre” … Pero, ¿qué pasa en las comunidades -en donde hasta hace poco se tiene electricidad-, en este modelo en el que se propone no va a haber interacción real entre alumnos y profesores?

“Nosotros apoyamos el Plan para la transformación de la educación en Oaxaca, el PTEO; lo que pretendemos es que no sólo la educación que viene en los libros sea lo valido, sino la interacción con la vida cotidiana como elemento pedagógico. Utilizaremos también el calendario alternativo escolar, es nuestra propuesta”, así nos comenta un profesor de la sección 22. Las y los profesores harán esfuerzos para trabajar de forma presencial, se utilizarán los medios que estén al alcance de todas las niñas y niños, generando actividades entre profesores, madres y padres de familia, es decir, trabajos y proyectos que beneficien a toda la comunidad.

Las niñas y los niños tienen que tener un aprendizaje “desde nuestra comunidad, en donde produzcamos, desde nuestra organización hasta nuestros alimentos” …

Están naciendo nuevos tiempos, las profesoras y profesores impulsan la organización desde adentro.

Durante la conversa se volvieron a poner en la mesa de discusión, las preguntas que nos están atravesando desde inicios de la pandemia ¿qué significa vivir y trabajar de otra manera? ¿qué significa vivir en estos tiempos?

Nos comparte la palabra desde otra geografía, una organización comunitaria asentada en los Ángeles California y originarias de la sierra de Oaxaca, y nos comentan que pareciera que con los modelos educativos que se imponen, va implícita la desaparición de las raíces culturales. En su organización, interactúan con niñas y niños, hijos de padres y madres latinoamericanos, y casi la mitad de ellos, Oaxaqueños. Se enseña no desde la educación formal, sino desde otras formas autónomas de promover la educación, desde nuestros idiomas que vienen directo del corazón.

El modelo educativo que propone llevar acabo la SEP, es perverso, además de todas las razones de carencias técnicas y tecnológicas, imponen a la niñez estar sentados frente a una pantalla como si se estuviera en una escuela real…

Sobre la educación desde una televisión, de por si pareciera que ya estábamos formateados desde la televisión con respecto a nuestras formas de consumo, pues “la televisión nos educa”, somos campeones de consumo de coca-cola” ¿qué tipo de niñas y niños van a salir de esta propuesta educativa? De un día para otro no podemos inventarnos una forma de vivir, vamos a aprender a no consumir ¿qué cosa es vivir y cómo nos escapamos del dinero?, ¿en qué va a consistir nuestra forma de vivir?…

Se puso en la discusión, que deberíamos de alguna forma tomar el ejemplo de organizaciones que han puesto en práctica desde espacios urbanos y rurales, la agricultura, en donde, además, no se ocupa el dinero, se recrean “otras monedas”, otras formas no capitalistas de compra venta. Tomemos el ejemplo zapatista en donde “el dinero es algo marginal”, las monedas alternativas y su valor económico abstracto, es decir, el dinero como intercambio abstracto, ya que, en el dinero del capitalismo, no hay un intercambio equitativo…

Pensamos que en estos momentos es la mejor lucha que podemos hacer, sentirnos sanas y fuertes y recupera esa salud, eso nos inspiró esta cosa de la enfermedad y ahora que dicen como las cosas que urge recuperar, pues nos comparten como esa lucha y hasta en un cuartito puedes tener las cosas que vas a comer y alimentarte mejor…

Nuevamente nos preguntamos ¿cómo es vivir? ¿cómo nos procuramos la vida? La pandemia evidenció las carencias de las instituciones del estado, principalmente la secretaria de salud y ahora la secretaria de educación pública, pero también evidenció nuestras formas de consumir, de dañar la naturaleza, de dañar-nos… pero también nos presenta una oportunidad, y es precisamente de cambiar esas formas que nos autodestruyen, es hora pues de comenzar de nuevo probando otras fórmulas, fortaleciendo las que ya están desde hace siglos en las comunidades y pueblos indígenas.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *