¿Qué significa la vida digna?

Caminos de la Autonomí abajo la Tormenta – Relatoría del 24 de enero de 2020

Comenzamos la sesión platicando algunas historias de las personas que están haciendo cosas diferentes, que se están desconectando del sistema, que se niegan a la imposición y proponen algo distinto. Con el covid estamos viendo que hay muchas comunidades siguen su propio camino frente a la situación.

De unos 10 años para acá ha habido un movimiento de gente que empezó a cambiar sus hábitos alimenticios al veganismo o vegetarianismo, haciendo revolución con el tenedor, cuestionando el asunto de la alimentación por el maltrato animal que implica el sistema capitalista, vinculándose con productores de la región, cambiando hábitos poco a poco y generando conciencia de mayor respeto a los otros y a la vida.

Más que un problema de vegetarianismo o sectario, el problema es ser cómplice de la crueldad que se hace por ejemplo con las gallinas, no es necesario prescindir de los huevos y si no podemos producir nosotros podemos conectarnos con gente que lo hace y tener un abastecimiento de huevos sanos en lugar de ser cómplices del horror, hay muchos grupos urbanos que se organizan así.

Cada vez hay más grupos que por afinidades están discutiendo distintos cuestionamientos que parecen distintos entre sí, por ejemplo, el patriarcado, el capitalismo, el colonialismo, el extractivismo, el antirracismo. Ese conjunto de cosas son las que están transformando la realidad, y tal vez no lo vemos porque parece que estamos pequeños cada uno en su lucha, pero cuando vemos todo eso en su conjunto vemos que sí hay un cambio en el cotidiano, cada una de las manifestaciones del descontento y del cuestionamiento van haciendo brotar vida.

Hay testimonios vivos de quienes se han sanado con la medicina tradicional, sin aceptar métodos impuestos. Las mujeres sanadoras son un ejemplo de que no aceptan la imposición, sino que construyen desde algo distinto, la compa Guada, es un ejemplo, pues ha optado por la autosuficiencia, se ha propuesto hacer su propia moneda de cambio, no está aceptando el estilo de vida económico del dinero. Las mujeres canto, las mujeres medicina son otro ejemplo colectivo en el que el sanar no es medicarse y en el que sanar no solo se trata sanar el cuerpo físico.

Las compañeras de Calpulalpam y las del Centro Autónomo Comunal Universitario, se han enfocado en sanación y en alimentación integral. Están haciendo algo distinto a aceptar una educación universitaria que te enseña que el campo es lo peor.  Hay quienes deshidratan la verdura que ya no se alcanzan a comer para hacer sopas, o el limón para hacer botanas, estas no son utopías son cosas que la gente ya está haciendo.

El confinamiento produce daño, hay estudios serios que dicen que ha muerto más gente por el confinamiento que por el virus. Se habla de fortalecer nuestra capacidad inmune ante el virus y se sabe de hace mucho tiempo que la forma de debilitarlo es el miedo y la angustia, que si queremos fortalecer nuestra capacidad inmune tenemos que luchar contra ello. Deberíamos poner la prioridad frente al virus de cómo resistir al miedo, la depresión, angustia y esto implica estar con otros y contar con una red de apoyo.

Las indicaciones del gobierno son que si enfermas tienes que aislarte, pero en los momentos más complicados cuando llega a haber miedo a morir, es importante tener una red de apoyo, hay quienes están viviendo el covid aislados pero acompañados de esas redes de cuidados, de apoyo emocional. Para sobrevivir en este planeta que se está cayendo tenemos que estar en una red de ayuda, de sanación mutua.

Caímos todos de alguna manera en la idea de buscar la buena vida, o en el buen vivir, ponerle el apellido al vivir cuando en realidad de lo que se trata es sólo de vivir, y vivir incluye penas y alegrías, el arte de vivir, de sufrir, de morir. Lo único que tendría que preocuparnos es cómo vivir, vivir nuestra vida de la mejor manera posible.

¿Qué es eso de la conciencia? de repente es algo muy abstracto pero tiene que ver también con la dignidad, con ese sabernos que merecemos estar aquí. ¿Cómo le podemos decir a la gente que tiene que salir a trabajar día a día, que tenemos que decrecer, que tenemos que dejar de producir? mucha gente vive para producir, ¿cómo le decimos a este sistema que la vida no consiste en dinero, que la vida no es nada más producir?

En Oaxaca los muertos tienen una vida adicional muy importante y real, que tiene manifestaciones en la vida cotidiana de los pueblos… hay muchos muertos que están más vivos que los vivos, y muchos vivos que están más muertos que los muertos… tenemos que acabar con eso que se llama trabajo, que no es lo que hacen los campesinos, las sanadoras que están gozando la vida de otra manera. ¿Qué es la dignidad? Es imposible definirlo, pero todos sabemos de qué estamos hablando, cuando hablamos de vida digna, es importante aferrarnos a la idea de morir y vivir dignamente. Hay que encontrar la manera de salir hacia adentro, es algo que podemos usar para reflexionar sobre la vida misma, incluso repensar el vivir dignamente, la espiritualidad…

Los desechos de comida en grandes cantidades es un gran problema, sobre todo de los países más desarrollados del norte global. La comida que se tira hoy en el planeta, podría alimentar bien a dos mil millones de personas.  En Oaxaca muchas personas pueden vivir de cosas asociadas a la comida, de recoger la fruta de la central de abastos, de recoger migajas de las panaderías, de producir comida. ¿Qué hay en Oaxaca que tenemos esta forma de existencia que nos permitiría vivir y comer muy bien y rico sin necesidad de depender del dinero y del empleo?

En Oaxaca son muy pocas las personas sin casa, ¿por qué todos tienen casa? La mayor parte de la tierra es ejidal o comunal, es poca la proporción de tierras que son privadas, también hay personas que toman un pedazo de tierra y hacen su casa, se apoderan de un cerro y construyen, es ilegal, pero con el tiempo se hace legal.

¿Qué significa morir?, ¿qué significa la vida digna? La única forma en la que vamos a salir de este patrón egoísta individualista es justo junto a otros, en esta relación cíclica con la vida de poder comprender que hay momentos de muerte que nos van a dar momentos de vida…

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *